A la hora de seleccionar la decoración del salón, hay un amplio abanico de elementos a tener en cuenta, como por ejemplo el sofá, la mesa de centro y, por supuesto, las cortinas para sala. Actualmente existen en el mercado muchísimos modelos de cortinas para el salón diferentes, cada uno de ellos pensados para estancias de un determinado tamaño y con una entrada de luz solar dada.

Para tomar la mejor decisión sobre cuál es la mejor cortina para el salón, hay una gran selección de factores a tener en cuenta: espacio, tamaño de las ventanas, orientación del salón… Es interesante conocer los diferentes tipos de cortinas para salas que existen a día de hoy en el mercado, los cuales explicamos en el próximo apartado. Además, lanzamos una serie de consejos y tips para acertar con la decisión.

¿Qué tipos de cortinas existen?

A continuación señalamos los diferentes tipos de cortinas que existen a día de hoy.

Cortinones

cortinas para sala

Tradicionalmente son los tipos de cortinas para salas que más se han utilizado en diferentes espacios del hogar, como el salón por ejemplo. Se colocan a ambos lados de la ventana, de modo que el ingreso de luz no se ve afectado. Por lo general son de telas gruesas como el terciopelo o la loneta. A día de hoy, poco a poco van cayendo en desuso.

Venecianas

cortinas para sala

Las cortinas venecianas son unas de las que actualmente más popularidad están tomando a la hora de decorar distintos espacios como el salón. La principal ventaja que aportan es que se pueden girar sus láminas en función de la orientación de la luz; de este modo, se puede dosificar la cantidad de luz que entra en el salón. Hay un amplio abanico de colores y materiales disponibles en el mercado: aluminio, PVC, madera…

De junco

cortinas para salas

A pesar de que no son demasiado populares en Occidente, son una opción estupenda ya que permiten resguardar el salón del sol, pero sin obstruir totalmente la luz natural. Este tipo de cortinas se elaboran con materiales como el bambú, de modo que son 100% naturales.

Visillos

cortinas para salas

Las cortinas tipo visillos son unas de las más habituales para el salón. Se elaboran con telas muy ligeras para que la luz pueda pasar a través de ellas. Por lo general, son de tonos suaves; así, la luz toma este matiz, creando un ambiente de lo más cálido y acogedor.

Estores

cortinas para salas

Las cortinas para sala tipo estores son una de las principales tendencias en la decoración del salón en la actualidad. Un tipo de cortina ligera que se despliega de forma vertical. No impiden la entrada de la luz, aunque sí la tamizan. De este modo, el salón queda iluminado por la luz natural, pero sin que los rayos solares estropeen los muebles.

Plisadas

cortinas para salas

Las cortinas plisadas tienen paneles horizontales de tela que funcionan a modo de persianas graduables. Algunos de estos modelos permiten descender la parte superior para que entre la luz.

La variedad de cortinas que existe en el mercado en la actualidad es muy amplio, de modo que puedes escoger aquella que mejor se adapte a las dimensiones de tu salón, así como a tus gustos y preferencias personales.

¿Cómo elegir las cortinas para el salón?

A continuación señalamos una serie de tips a tener en cuenta para elegir las cortinas del salón y acertar con la decisión.

Forma de la ventana

El tipo de ventana y la orientación del salón son dos de los factores más importantes para dar con el tipo de cortina más adecuado para este espacio. Es importante mantener la proporción entre la cantidad de tela utilizada y el largo de la ventana. Además, es esencial reflexionar hacia la cantidad de sol que se desea que ingrese en el salón; en función de ello, las cortinas para sala deben ser más o menos tupidas.

Largo ideal

No hay nada más antiestético en un salón, o en cualquier otro espacio del hogar, que unas cortinas para salas que arrastran varios centímetros en el suelo. Por lo general, lo ideal es añadir unos quince centímetros al largo de la ventana, no más.

Caída

Para conseguir que la cortina tenga una bonita caída, lo mejor es optar por telas pesadas como el lino grueso o la seda salvaje, por ejemplo.

Abrazaderas

En aquellos casos en los que se opte por instalar en la ventana del salón una doble cortina, o una combinación de caída y visillo, la abrazadera es un elemento esencial. Recoge la tela y crea un efecto llamativo, con un toque de lo más elegante. De este modo, la ventana se convierte en el elemento principal de la estancia.

Colgar la cortina

A la hora de colgar la cortina, es importante recordar que existen dos sistemas. Por un lado, las barras, las cuales son muy simples. Y, por otro lado, los rieles, que permiten trabajar la cortina de un modo más sencillo, aunque resultan menos estéticos.

Tamaño

Por supuesto, el tamaño del salón es un elemento decisivo para dar con la cortina más adecuada para el mismo. El objetivo es crear un espacio acogedor y armónico. Así, si es de tamaño grande, la combinación de cortinas visillos y estores es una opción estupenda. Si en cambio el salón es de tamaño pequeño, mejor escoger estores porque roban menos espacio.

Cortina lisa o estampada

Las cortinas estampadas se recomiendan únicamente en grandes estancias, siempre y cuando el dibujo en cuestión guarde proporción con el espacio. Mientras, las cortinas lisas son perfectas para salones pequeños.

Entrada de sol

Si en el salón entra una gran cantidad de luz natural, lo mejor es escoger cortinas y visillos dobles. Los estores enrollables también son una buena opción a tener en cuenta.

Conociendo los diferentes tipos de cortinas para sala que existen para el salón y teniendo en cuenta estos tips, dar con la decisión más acertada es muy sencillo.

loading...

Han llegado hasta aquí:

  • cortina preciosas para tu sala cocina y bano