Ventanas de aluminio: ventajas e inconvenientes

por Antoni

Las ventanas están hechas con diferentes tipos de materiales. En el pasado reciente, el uso de puertas y ventanas aluminio ha aumentado debido a la gran flexibilidad de este metal. Si vas a optar por utilizar ventanas de aluminio en tu casa o comercio, debes conocer los beneficios de este producto frente a otros materiales. En cualquier caso, lo mejor es que te informes previamente sobre sus características, ventajas, desventajas y confía en profesionales para cambiar tus ventanas de aluminio.

Las ventanas de aluminio suelen instalarse en edificios residenciales y viviendas particulares, sobre todo si hablamos de vidrieras, acristalamientos de balcones o especialmente ventanas de gran tamaño.

Ventajas de las ventanas de aluminio.

Entre las ventajas y características de las ventanas de aluminio se encuentran:

Durabilidad y mantenimiento

Las ventanas de aluminio tienen una vida útil extremadamente larga y son muy resistentes a las inclemencias del tiempo exterior. El aluminio se puede dejar en su estado acabado y no necesita prácticamente ningún mantenimiento debido a sus propiedades resistentes a la corrosión. Además, tienen menos probabilidades de deformarse, pudrirse, hincharse o agrietarse con el tiempo, lo que garantiza una larga vida útil del producto. Tampoco requieren ningún gasto periódico o anual en pintura o pulimento, y se pueden limpiar de manera sencilla con la simple ayuda de un paño húmedo.

Rendimiento térmico

Cuando se combinan con vidrio energéticamente eficiente, las ventanas de aluminio pueden cumplir o incluso superar los estándares de eficiencia energética al proporcionar un excelente aislamiento térmico y acústico, superando fácilmente a las más caras de materiales como la madera y el PVC. Las ventanas de aluminio pueden lograr fácilmente un aumento significativo en la ganancia y pérdida de calor en casi un 60%. El aluminio es un material sostenible para el medio ambiente con una de las tasas de reciclaje más altas de cualquier metal.

 Asequibilidad

Son muchas las personas quienes optan por instalar ventanas aluminio debido a su reducido costo. Los precios ventanas de aluminio son significativamente menos altos que las ventanas con marcos de madera, lo que ayuda a proporcionar una gran alternativa económica tanto para uso comercial como privado. Además, son fáciles de fabricar y los materiales son bastante asequibles, lo que la convierte en una alternativa ideal y rentable para tu proyecto.

Diseños versátiles

Puedes abrir ventanas de aluminio de todas las formas posibles disponibles para ventanas de plástico. Gracias a sus características y diseños, se pueden instalar en cualquier lugar: apartamento, chalet rústico, cabaña, local comercial, edificio industrial o público.

También puedes combinar el aluminio con otros materiales, por ejemplo, con madera. Por ejemplo, se puede decorar una ventana de aluminio con paneles de madera, lo que permitirá que tu ventana se adapte a prácticamente cualquier diseño.

Flexibilidad

El aluminio es un material que se manipula fácilmente, lo que lo convierte en una buena opción para ventanas que tienen un tamaño o forma inusual.

Eco-friendly

El aluminio es un producto totalmente sostenible, respetuoso con el medio ambiente. Es 100% reciclable y no tóxico, dejando una huella ecológica mínima. El reciclaje del aluminio en sí requiere sólo el cinco por ciento de la energía inicial consumida para crearlo.
Inconvenientes de las ventanas de aluminio

Apariencia

La mayoría de la gente encuentra que el aluminio es mucho menos atractivo que las ventanas de madera. La madera es generalmente más agradable desde el punto de vista estético y tiende a dar un aspecto más natural, cálido y refinado, mientras que el aluminio puede parecer inferior. Sin embargo, hay que decir que el aluminio se puede personalizar para combinar con cualquier color o estilo. Es más, ya existen en el mercado ventanas de aluminio con una enorme variedad de colores, tamaños, formas y texturas. Por ejemplo, al restaurar un edificio antiguo, puedes instalar ventanas con una apariencia antigua.

Oxidación y corrosión

La oxidación es un fenómeno natural que ocurre en el aluminio y que puede hacer que los marcos se oxiden con el paso del tiempo. Además, si no se toman las medidas adecuadas para hacer frente a la electrólisis, el aluminio también es susceptible a la corrosión. Definitivamente no es el material más adecuado para una casa de playa junto al mar. El aire y el agua salada son grandes enemigos.

Pierde calor y condensación interior

El aluminio es un buen conductor térmico, lo que básicamente significa que las ventanas de aluminio pueden no funcionar bien en climas fríos ya que el calor se perderá a través del marco. Además, los marcos de aluminio también permiten que se forme condensación o incluso escarcha en la superficie interior de la ventana, lo que puede plantear una amplia gama de problemas. La buena noticia es que las nuevas tecnologías aplicadas a la fabricación de ventanas de aluminio mejoran significativamente la resistencia de las estructuras a la transferencia de calor. Otra idea más a la mano es la opción de usar termosellado, este factor dejará de ser una desventaja.

No dejes de visitar