¿Cuántas veces en nuestro hogar no hemos pensado en recuperar espacio colocando una o varias baldas? Las baldas nos proporcionan un lugar para colocar libros, equipos de música e incluso adornos o macetas de plantas interiores que darán a nuestro hogar un aspecto embellecedor y además nos proporcionarán un lugar de almacenaje.

La manera más sencilla de instalar una balda es colocando una escuadras. Las escuadras se pueden encontrar de variedades distintas, hay una gran variedad de las mismas, las encontraremos en diferentes acabados y estilos. Lo único necesario para colocar una balda corta son un par de escuadras, si la balda fuese más grande requerirían un mayor número de escuadras. El distanciamiento de cada una de las escuadras dependerá del material de la balda y del peso que tengamos que depositar en la misma, esto lo tendremos que prever de antemano.

En las paredes huecas, de yeso-cartón o de ladrillo hueco, tendremos que proceder a utilizar soportes murales de gran resistencia, también es aconsejable antes de empezar a taladrar, localizar el cableado eléctrico o los conductos del agua. Una vez decidido el número de escuadras, deberemos medir la distancia para que éstas queden a la misma distancia en referencia a la balda, y procederemos a marcarlas en la superficie de madera.

Después colocaremos las escuadras en la pared, recordad que la sección más larga de la escuadra es la que va acoplada a la pared, con ayuda de un punzón marcamos en la pared donde debemos colocarla. Taladramos un agujero para tornillo en cada una de las marcas, la broca a utilizar será de las denominadas de widia. Una vez efectuado los taladros, colocaremos un taco con la misma medida, recordad que dependiendo de la pared hay que colocar un taco u otro, deberemos buscar uno adecuado.

Procederemos a colocar la balda encima de las escuadras ancladas a la pared y, mediante un nivel, equilibrarlas. Una vez efectuado esto, procederemos a su anclaje, teniendo en cuenta la medida tomada en principio, con tornillos para madera. Tened muy en cuenta la longitud de los mismos y vayamos a traspasar la propia balda.

Baldas de madera para una mejor integración

Una de las opciones más utilizadas en la actualidad son las baldas de madera. Aunque existen de muchos tipos y materiales, suelen ser las más utilizadas. La madera puede combinarse con muchos colores, lo que lleva a ser una opción muy recomendada para ganar espacio de almacenamientos no solo en despachos, también en otro tipo de salas y estancias.

Las baldas a medida suelen ser un recurso útil si quieres conseguir espacio en esas habitaciones muy pequeñas de la casa, y conseguir que las cosas estén mejor organizadas es una opción a tener en cuenta. En muchas grandes superficies puedes encontrar diferentes opciones, por ejemplo las baldas Ikea suelen ser de las más conocidas en la actualidad, pero opciones como las baldes Leroy Merlín también pueden una buena elección.

Ganar espacio y mejor orden de la casa

Cuando nuestro hogar se va llenando de pertenencias de todo tipo, uno de los principales retos que tenemos ante nosotros, es justamente la organización, el orden, y que aquellos objetos que vamos obteniendo y recolectando no se nos coman.

Por ello, un sistema de baldas a medida puede ser la mejor opción. Se pueden adaptar a cualquier extraña forma que hagan tus paredes y habitaciones, pegan con casi todo, y siempre son fáciles de eliminar en caso de que queramos cambiar la organización y decoración de la sala.

Las baldas se pueden también pintar de los colores que resulten más ideales para la decoración del entorno donde se coloquen, de esa manera darán un toque especial a nuestro hogar, además de servirnos para organizar nuestros libros, nuestra música o nuestros adornos caseros.

Las baldas en las cocinas: un elemento primordial

Las llamadas baldas estantes son las más utilizadas en lugares como la cocina. Si no te gustan aquellos antiguos armarios que llenaban de punta a punta toda la pared de tu cocina, las baldas pueden ser un recurso para que consigas mantener el orden en tu cocina.

Normalmente hay poco espacio para maniobrar, así que una buena balda puede hacer maravillas para aumentar el espacio de trabajo en la cocina, ayudando también a una mejor organización, y ya que estamos, a que también luzca mejor nuestra cocina, ya que se puede combinar con muchos colores.

En la imagen anterior queda muy claro y visual, las baldas de madera quedan muy bien combinando con otros elementos, y siempre se pueden pintar del color que queramos.

Com una buena combinación, podemos llegar a conseguir que el espacio ya no sea un problema en el momento de cocinas. Por tanto, para aquellas personas que siempre están pensando en formas de mejorar la organización, la eficiencia de la cocina y además conseguir un buen efecto decorativo, puede ser todo un mundo a descubrir.

En resumen: que con las baldas se abre un mundo diferente de posibilidades, que puede ayudarnos de forma determinante, tanto a una mejor organización de aquellas habitaciones que sean por tamaño limitadas, así como mejorar el aspecto general de las estancias, ya que las baldas proporcionan diferentes opciones de color y tamaño para que se vuelvan un recuerdo casi imprescindible en cualquier hogar.

Han llegado hasta aquí:

  • baldas para colocar amplificadores en el salon
  • como colocar baldas de madera en la pared
  • que parte de una escuadra va a la pared y cual al estante?