El sofá es una de las piezas más importantes en la decoración general del salón. Debe ser práctico, cómodo y, además, bonito.

Cómo elegir un sofá para tu salón

A continuación señalamos algunos tips a valorar para dar con el mejor sofá para el salón, son tips que hemos podido seleccionar en https://www.sensosofas.es/. ¡Vamos a ello!

Tamaño

Una de las primeras decisiones a tomar, y también una de las más importantes, para dar con el mejor sofá para el salón, tiene que ver con el tamaño. En el mercado existen muchísimas opciones disponibles; desde los sofás más pequeños con un par de plazas, hasta los más grandes con hasta ocho y nueve plazas.

Merece la pena recordar que en ningún caso es recomendable abarrotar en exceso el espacio. Por lo tanto, el sofá no debe ocupar toda la anchura o largura del salón; debe ser una pieza principal del espacio, pero sin excederse.

Una vez este punto en cuenta, para elegir el tamaño del sofá debes pensar en el número de plazas que necesitas, en función de las personas que vivan en el hogar y de las visitas que suelas recibir.

Estructura

Una vez te has decidido por un número determinado de plazas para el sofá, el siguiente paso es escoger la estructura. Hay que tener en cuenta que el sofá es una pieza a la que se le da un gran uso en el hogar y que, además, debe resistir el peso de una o varias personas al mismo tiempo.

Por lo tanto, lo mejor es apostar por un material firme, como la madera maciza, por ejemplo.

Relleno

Por supuesto, a la hora de escoger el mejor sofá, el relleno también es una cuestión de suma importancia. En el mercado actual, lo más habitual es que sea de pluma y espuma. Sin lugar a dudas, el mejor relleno es la pluma ya que resulta de lo más cómodo; claro que también es el de precio más elevado. En cambio, los sofás de gomaespuma son muy económicos; no obstante, no resultan muy recomendables porque son sumamente calurosos para la época estival ya que no tienen capacidad de transpiración.

Estilo

A la hora de escoger un sofá, la funcionalidad es muy importante, pero el estilo también. Debe adaptarse de forma precisa a tus gustos y preferencias, así como a la decoración general del salón.

Una de las grandes ventajas a día de hoy en relación a la oferta de sofás en el mercado es que es muy amplia: de estilo rústico, clásico, moderno, vintage, minimalista… ¡Un mundo de posibilidades! En relación al color, lo mejor es escoger uno que resista bien al paso del tiempo y del que, además, no vayas a cansarte en apenas unos meses; el marrón o el azul marino funcionan muy bien.

El material del sofá puede ser natural o sintético; ambas opciones tienen sus propias ventajas y desventajas, por lo que la decisión depende de tus gustos y presupuesto.