Si nos preguntamos por los estilos de decoración tendencia en el mundo actual, el minimalista es sin lugar a dudas uno de ellos. Si tú también quieres apostar por él para decorar tu vivienda, hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta.

Lo cierto es que el estilo minimalista es fantástico ya que aporta espacios muy amplios y limpios, que permiten estar tranquilos y relajados en ellos.

Breve historia del estilo minimalista

estilo minimalista

El origen de este estilo decorativo tendencia en el mundo actual data de finales de la década de los 60, en la ciudad de Nueva York. Las primeras ideas sobre el minimalismo llegaron de la mano del arquitecto alemán Ludwig Mies Van Der Rohe. Fue él quien creó el lema del estilo minimalista: menos es más.

A lo largo de su carrera profesional, siempre apostó por una arquitectura universal y simple. Todas sus obras se caracterizan por ser geométricas y no incorporar ningún tipo de elemento ornamental.

Actualmente, el minimalismo se caracteriza por llevar la simplicidad de las formas hasta el extremo; líneas puras, espacios despejados y colores neutros para crear un espacio en equilibrio y armonía.

¿Cómo conseguir un estilo minimalista?

A continuación te contamos cómo incorporar el estilo minimalista a tu vivienda con buen gusto.

Organización

estilo minimalista

Este es uno de los primeros factores a valorar. La organización es clave en este estilo decorativo. Aunque incorpores muebles y objetos de decoración minimalistas en una determinada habitación, si ésta está desorganizada, no conseguirás acercarte a este estilo.

Colores discretos

estilo minimalista

Para conseguir un espacio 100% minimalista debes apostar por los colores discretos, tanto en las paredes como en los muebles y objetos de decoración del mismo. Generalmente el blanco es el color ptotagonista, el cual suele ir acompañado del negro; la combinación de blanco y negro crea un ambiente muy elegante y sofisticado.

Pocos muebles

estilo minimalista

Uno de los principios básicos del estilo minimalista es la sencillez. Por lo tanto, no debes recargar el espacio con un número excesivo de muebles. Por ejemplo, en el caso del dormitorio, con una cama, un par de mesillas, un armario y una lámpara, es suficiente. Este estilo de decoración busca espacios limpios.

No a los ambientes recargados

estilo minimalista

Directamente relacionado con el punto anterior, el minimalismo busca espacios muy simples. Por lo tanto, un tip básico que debes tener muy en cuenta es no recargar el ambiente en exceso con un gran número de elementos decorativos o muebles.

Por ejemplo, en el caso del salón, puedes apostar por un único elemento de decoración que acapare toda la atención; una planta es una opción estupenda ya que además le dará al espacio ese toque de color.

Paredes limpias

estilo minimalistaEste es uno de los detalles más importantes que debes valorar si realmente buscas una vivienda minimalista. Evita colocar demasiados cuadros o adornos en las paredes. Apostar por un único cuadro en la pared principal es una opción excelente; las fotografías en blanco y negro encajan muy bien con este estilo.

El minimalismo es un estilo de decoración que se adapta de maravilla a cualquier tipo de vivienda, independientemente de su tamaño. Se buscan los espacios suaves, en los que la serenidad y el orden sean los principales protagonistas. Lo más importante es evitar los elementos superfluos y con demasiados excesos.

Si tú también quieres una vivienda de estilo minimalista, te recomendamos tener en cuenta esta serie de tips para conseguir crear un espacio acorde con él.

El estilo minimalista se basa sobre todo en la utilización de elementos modernos, serios y sobrios a la hora de decorar cualquier rincón. Este estilo nació en Nueva York por la década de los 50 y desde entonces ha tenido un gran impacto tanto en Norteamérica como en toda Europa.

Si estás interesado en optar por este estilo en tu hogar, tenemos que decirte que estás de enhorabuena.  Y es que a través de las siguientes líneas te vamos a dar una serie de pautas que seguro te van a ser de mucha utilidad para seguir el estilo minimalista. ¿Nos acompañas?

Opta siempre por colores neutros

estilo minimalista

Los tonos como el blanco, negro o el gris son sin duda los más usados en el estilo minimalista. Le van a dar cierta sobriedad a toda tu sala. Aunque también se pueden combinar con otros como el beige, el marrón y así darle “calor” a toda la sala. Esto es muy recomendable para zonas luminosas y espaciosas, donde la sensación de recogimiento será mucho mayor.

Muebles de lo más simples

estilo minimalista

Como bien hemos explicado al principio del artículo, este estilo se basa por la máxima simpleza de todo sus elementos. Los muebles no iban a ser menos y por tanto siempre se apuesta por piezas altas, geométricas  y con pocas piezas. Todo ello sin decir que serán de colores claros que se irán instalando por toda la sala de manera lógica y sin recargarla demasiado.

Que no falte una buena iluminación

estilo minimalista

La luz natural es uno de los aspectos a tener más en cuenta en el estilo minimalista. Para ello, es interesante optar por unos buenos ventanales en los que entre toda la luz del día. De esta forma, conseguiremos que todo el espacio se vea completamente junto y ordenado.  Así mismo, tampoco es buena idea abusar de la luz de pequeñas lámparas y por ello es mejor usar siempre instalaciones eléctricas que estén directamente en el techo.

Accesorios los justos

estilo minimalista

No es necesario recargar toda tu sala para que esta luzca de lo más moderna. En este sentido, siempre es mejor hacer uso de pocos elementos decorativos y así aprovechar todo el espacio que tenemos disponible. En las paredes huye de grandes cuadros o fotos y si lo haces usa siempre que puedas marcos simples y rectos. Y si te gustan las flores, puedes usar un par de jarrones para ponerlos en algún rincón, pero con eso será más que suficiente.

loading...