La decoración hygge gira en torno a un principio fundamental: la búsqueda de la felicidad en el hogar a través del disfrute de las pequeñas cosas. Hygge es un término danés que se refiere a un ambiente acogedor y confortable. Actualmente este estilo de decoración está en pleno auge a nivel global ya que permite crear una vivienda en la que todas las preocupacione queden fuera de ella, y los únicos sentimientos admitidos son la relajación, el confort y la felicidad.

¿Cómo conseguir un hogar hygge?

Si tú también quieres darle a tu hogar un toque hygge para sentirte a gusto y feliz en él, a continuación te damos las principales claves de este estilo decorativo.

Practicidad

decoración hygge

Algunos estilos de decoración priorizan la estética frente a la comodidad y practicidad. Pues bien, el hygge piensa en primer lugar en las personas que habitan en la vivienda, de modo que el principal objetivo es crear espacios en los que ellas se sientan a gusto y relajadas. Así, por ejemplo a la hora de escoger la cama, lo primero a tener en cuenta es si las personas que van a dormir en ella se sienten a gusto y cómodas en ella, más si la cama es o no el último diseño.

Colores

decoración hygge

Para crear una atmósfera confortable y relajada, los colores claros son los principales protagonistas de este estilo de decoración. Tonos como el blanco, el beige o el rosa pálido encajan a las mil maravillas ya que favorecen el descanso tanto a nivel físico como mental.

Elementos de decoración

decoración hygge

Del mismo modo que en cualquier otro estilo decorativo, en el hygge los objetos tienen una importancia vital. Con el principal objetivo de crear espacios en las que las personas se sientan felices y relajadas, lo mejor es optar por aquellos elementos que evocan buenos momentos y sentimientos: fotografías familiares, dibujos regalados por amigos y familiares… No se busca tanto la belleza sino que los elementos transmitan recuerdos e historias que conviertan la vivienda en un hogar.

Madera

decoración hygge

La madera es el material estrella del estilo hygge. Aporta calidez y, además, permite crear un vínculo muy estrecho y especial con la madre naturaleza. Lo ideal es optar por muebles de madera en su estado más natural.

Materiales naturales

decoración hygge

Para la ropa de hogar, los materiales naturales como la lana o el algodón son la opción más adecuada. Mantas abrigadas para el sofá, cojines mullidos en la cama… Mezclar diferentes texturas ayuda a crear calidez.

Luminosidad

decoración hygge

En Dinamarca saben muy bien lo importante que resulta la luz, sobre todo en los meses de invierno. Es por ello que sus ventanas en muchos casos no tiene cortinas; o, si las tienen son muy finas, elaboradas con materiales naturales, que permitan el paso de la mayor luz natural posible. La chimenea es un elemento esencial en la decoración hygge, para crear un ambiente más acogedor y además proporcionar calor al espacio.

Plantas

decoración hygge

Las plantas tienen un papel clave en la decoración hygge ya que favorecen en gran medida el bienestar. Existen una gran selección de plantas de interior que no necesitan demasiados cuidados y que son una opción fantástica. Las plantas colgantes son estupendas ya que permiten decorar la pared y aportar un toque natural a cualquier espacio.

Tiempo libre

decoración hygge

En la cultura danesa la soledad juega un papel muy importante. Los daneses consideran que cada persona debe contar con su propio espacio privado dentro del hogar, en el que pueda disfrutar al máximo de su hobbie favorito. Así, en función de cuáles sean los gustos y preferencias de las personas que habitan la vivienda, se pueden crear rincones de lo más acogedores para disfrutar de ellos. Por ejemplo una gran bañera para relajarse con un baño de espuma, o un espacio en el salón para leer… ¡Un mundo de posibilidades!

Reuniones sociales

decoración hygge

Aunque para los daneses la soledad sea muy importante, no por ello renuncian a la vida social. Así, en un hogar estilo hygge es esencial crear espacios en los que se pueda acoger a amigos y familiares y disfrutar con ellos. Para crear la atmósfera perfecta es importante contar con algunos elementos como puffs alrededor del sofá o mesa de comedor amplia, entre otros.

Exterior

decoración hygge

Y, por último, merece la pena destacar que en el estilo hygge la decoración de exterior también tiene cabida. En Dinamarca los meses de invierno son muy largos y duros, de modo que aprovechan el más mínimo rayo de sol para disfrutarlo al máximo. Lo hacen desde sus balcones, patios o terrazas. Por lo tanto, adaptar el espacio exterior de la vivienda no sólo para disfrutarlo en verano sino también en invierno con mangas y estufas es un tip básico en este tipo de decoración.

El hygge, más que un mero estilo de decoración, es un estilo de vida que gira en torno a la búsqueda de la felicidad y la comodidad. Lo más importante es saber aprovechar al máximo los ratos libres y disfrutar de cada minuto. En este tipo de hogares la tecnología tiene muy poca cabida. Se busca aprovechar el tiempo con la lectura en el rincón favorito del salón, con un buen baño de espuma, con una reunión de amigos en el comedor… No hay ninguna duda de que las personas necesitan desconectar y relajarse. Así, el estilo hygge ayuda en gran medida a mejorar el nivel de felicidad y dejar atrás el estrés.

Han llegado hasta aquí:

  • estilo hygge como decoracion