El estilo bohemio es uno de los que más se llevan en estos momentos. Una tendencia que no pasa de moda y que cada día gana más adeptos; personas que se sienten atraídas por los toques frescos e informales de este estilo de decoración.

Una de las principales ventajas que presenta es que se adapta muy bien a todo tipo de viviendas, tanto de gran como de pequeño tamaño. Además, el estilo bohemio convierte el hogar en un espacio con un toque exótico y un ambiente muy cálido y acogedor.

Ideas para un hogar bohemio

Si a tí también te gusta este estilo decorativo y quieres implantarlo en tu vivienda, a continuación te damos las principales claves que debes tener en cuenta. El estilo bohemio se puede introducir en cualquier estancia del hogar: dormitorio, baño, salón, cocina… ¡Un mundo de posibilidades!

Lo primero que debes recordar es que la bohemia refleja un espíritu libre y aventurero, por lo que no hay unas reglas demasiado marcadas en lo que a la decoración se refiere.

Colores

estilo bohemio

El bohemio es un estilo muy casual, en el que las paredes suelen pintarse en colores claros como el blanco. Para darle un toque de alegría y color a la estancia, puedes optar por tapices con estampados florales o cuadros con diseños abstractos. Recuerda que si la decoración es demasiado cargante puedes cansarte de ella pronto.

Los colores intensos, como el fucsia o el naranja, debes introducirlos en alfombras y cortinas. Hay quienes se animan con este tipo de colores en las paredes; no obstante, si tu vivienda no es demasiado grande no es la opción más recomendable.

Materiales

estilo bohemio

Los materiales naturales y artesanales cobran una importancia vital. Lo ideal es buscar el contraste, por ejemplo combinando pieles sintéticas con detalles metálicos.

Antiguo y moderno

estilo bohemio

El estilo bohemio aporta muchísimo valor a lo antiguo, tanto en muebles como en piezas de decoración, pero combinándolo con toques más modernos y desenfadados. Así, la búsqueda de contrastes es uno de los pilares básicos de este tipo de decoración.

Elementos decorativos

estilo bohemio

Al igual que en cualquier otro estilo decorativo, el bohemio presta una especial atención a los elementos. Lo ideal es que apuestes por objetos étnicos, como diseños tribales o accesorios propios del sur de Asia, por ejemplo. El objetivo es aportar un toque exótico a la decoración.

Alfombras

estilo bohemio

Las alfombras son una de las piezas clave de este estilo de decoración. Pueden ser étnicas con estampado geométrico lleno de luz y de color, o con un diseño más vintage. Las alfombras de fibras como el esparto o el yute también son una opción fantástica a tener en cuenta.

Plantas

estilo bohemioEn el estilo bohemio las plantas tienen un papel principal. Puedes incorporarlas en cualquier rincón del hogar, siempre tratando de no recargar el ambiente en exceso. Una de las plantas que mejor encajan con este estilo decorativo es el cactus, el cual está muy de moda en la actualidad.

Muebles

estilo bohemio

En lo que a los muebles se refiere, en el estilo bohemio prima la madera en su estado más natural. Los muebles vintage, viejos y desgastados, encajan a la perfección con este tipo de decoración.

Iluminación

estilo bohemio

En el estilo de decoración bohemio las lámparas deben tener un toque elegante al mismo tiempo que artesanal, tanto para espacios interiores como exteriores.

Velas

estilo bohemio

Si hay un elemento decorativo esencial en el estilo bohemio son las velas aromáticas. Vienen de lujo para crear un ambiente cálido y acogedor en el hogar y, además, aportan un aroma exquisito a cualquier espacio.

Si hay algo que realmente caracteriza al estilo bohemio es que no hay normas; es por ello que se señala que es el estilo de aquellas personas que tienen un espíritu libre. Y es que no sigue patrones ni normas demasiado estrictas. Y ahí precisamente reside su gracia ya que permite mezclar distintos estilos de decoración consiguiendo un espacio armonioso y acogedor.

A veces se confunde el estilo bohemio con otros como el étnico o el boho chic. Pues bien, aunque es cierto que los tres comparten algunas características, son muy diferentes. Con los aspectos elementales que hemos explicado seguro que consigues introducir este estilo de decoración en tu hogar.