Estilo bohemio

La decoración con estilo bohemio tienen como normas la abundancia y variedad en el color, mucha creatividad y un toque de personalidad rebelde y libre. Este estilo de decoración es ideal y lo prefieren las personas que son amantes de la flexibilidad, los viajes, el desenfado y los materiales naturales étnicos.

Cuando se elige el estilo bohemio para la decoración de un lugar hay que apostar por los colores vivos, la mezcla de objetos de diferentes estilos y culturas, un toque de armonía y mucha alegría.

¿Cómo conseguir el estilo boho?

Lo primero que hay que saber es que decoración bohemia por lo general no tiene unos patrones y normas estrictas, de ahí que sea considerada casual y desenfadada. Sin embargo, para conseguir un estilo bohemio en cualquier espacio será necesario aplicar algunas claves que tienen que ver con el uso de los colores, la apariencia hippie, los textiles exóticos y accesorios traídos de diferentes partes del mundo. Y como en cualquier otra decoración, el estilo boho requiere de armonía y equilibrio.

Colores que predominan en este estilo

El color juega un papel fundamental en el estilo decorativo bohemio, tiene un gran peso visual y focal en la decoración,  porque a través del color se consigue la homogeneidad de todo el conjunto decorativo.

Como los colores son el eje de la decoración boho, la preferencia son el color azul profundo, amarillo mostaza, fucsia, naranja, tonos morados de preferencia vibrante y aterciopelada siempre mezclados con mucha naturalidad y cuidando que la luz natural reine en el espacio, ya que, este aspecto es otra clave fundamental para lograr este estilo.

La luz natural en combinación con los colores brillantes logrará espacios vibrantes llenos de alegría.

A pesar de que el estilo bohemio se logra mejor con colores vibrantes, también se puede lograr optando por colores de tono suave y naturales como el marrón, el beige, blanco y verde, en este caso el punto focal de la decoración podrían estar concentrado en los textiles o el mobiliario étnico.

El protagonismo de los textiles

Los textiles son también los protagonistas en la creación de un ambiente con decoración de este estilo. Para incorporarlos se deben elegir piezas con estampados de diferentes motivos ya que estos le aportan carácter al ambiente.

Colocar mantas y cojines sobre los sofás, elegir tapices para las paredes, complementar el mobiliario con un par de pufs marroquíes son algunas de las ideas que se pueden implementar para lograr un ambiente boho, los textiles aplicados con estos elementos lograrán un toque único y especial.

También son grandes alternativas utilizar accesorios como alfombras gruesas, fundas de terciopelo y cortinas con estampados de motivos asiáticos, árabes, marroquíes o indios. El conjunto de todos estos elementos hará del espacio un ambiente casual y romántico. Si se quiere experimentar con la aplicación de estilo bohemio, es buena idea empezar con el dormitorio.

Muebles y accesorios con estilo bohemio

Gracias a que la decoración con estilo bohemio no exige rígidas estructuras ni patrones, la elección de los muebles es sencilla. Algunas de las decoraciones con este estilo se pueden lograr perfectamente  utilizando muebles estilo vintage que le aportarán al ambiente un “aire retro”.

No obstante, se puede utilizar cualquier tipo de muebles, siempre y cuando se logre la armonía con todos los elementos. Una recomendación puede ser un sofá de cuero del tipo y estilo Chesterfield combinado con muchos cojines de diferentes texturas y complementado con una mesa de centro de madera robusta.

También son una gran alternativa los muebles de mimbre, de madera noble con aspecto desgastado o de forja. Como accesorios son recomendables las piezas de cerámica como esculturas, platos decorativos y fotos de paisajes salvajes.

Combinan además en el ambiente bohemio los pequeños detalles en crochet, siempre cuidando que los accesorios sean lo más naturales posibles, como madera y los metales. Se puede optar por  cestas de mimbre o mesas hechas con fibras naturales, candelabros antiguos y desgastados, quedan muy bien las velas en los rincones, las estanterías, las bandejas de bronce o cuencos de cerámica.

Otros accesorios que tienen mucho estilo bohemio son los atrapasueños, los que se pueden colgar en el techo o en las paredes, las piedras preciosas y los libros antiguos apilados.

Hay que dejar volar la imaginación para conseguir este estilo.