Las salas modulares son cada vez más populares y, desde su invención, no han parado de desarrollarse hasta ahora. Son ideales para los espacios pequeños, debido a su capacidad de adaptación al espacio en el que se encuentran.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los espacios pequeños ofrecen gran variedad de posibilidades a la hora de combinar y organizar la decoración y los muebles de la sala de estar. Por ello debes tomarte tu tiempo a la hora de mirar, indagar, estructurar y elegir los componentes que formarán parte de tu hogar.

Ante todo, debes serle fiel a tu personalidad, de forma que le aportes a cada cosa un toque personal e indistinguible, que también te permita sentirte en tu hogar cada vez que vuelves a casa después de una jornada laboral. Tu hogar es el sitio en el que más refugiada y en paz te sientes, y por ello cualquier dedicación es poca.

sofas modulares
Los sofás modulares son la opción perfecta para salas pequeñas porque se adaptan al espacio mediante módulos. imagen vía:. bassettfurniture.com

Si cuentas con una sala de estar pequeña y quieres conocer más acerca de las salas modulares y cómo optimizar al máximo el espacio disponible, sigue leyendo este post.

Ver también: +101 ideas de decoración de salas pequeñas

 La creciente tendencia a adquirir salas modulares

salas modulares
Ejemplo de sala modular de Ikea

Las salas modulares están presenten en el mercado desde hace unos años, y son fruto de la innovación en el ámbito de la decoración. Cada vez se convierten en más tendencia debido a su convertibilidad para adaptarse a un espacio u a otro.

Las salas modulares son también, generalmente, salas esquineras. En cuanto a la longitud del sofá incluye una o dos esquinas. Esta característica permite ahorrar y optimizar el espacio disponible porque se puede colocar en las esquinas aprovechando al máximo los metros cuadrados.

Pero, además, las salas modulares se diferencian otro tipo de salas esquineras, en que permiten la alteración entre sus propias partes. Es decir, de alguna forma la cabecera y el pie están divididos por bloques. Puedes incorporar y juntar las piezas para hacer el sofá grande y tumbarte a ver una película. Pero también puedes separar el sofá en sí mismo de los bloques y convertirles a éstos últimos en asientos. Si tienes invitados, y te falta sitio, es una opción brillante.

salas modulares
Sofá KIVIK de Ikea, el módulo de la esquina se adapta al resto del sofá

Las salas modulares permiten cambios según el gusto o preferencia de las personas. De alguna forma es como tener más de un tipo de sofá diferente, pero teniendo uno solo realmente.

 ¿Cómo escoger la sala modular adecuada?

Las salas modulares se caracterizan por los colores grises o claros, debido a que tienen cierto toque moderno o minimalista, aunque puedes encontrarlo en colores más vivos. Si vas a adquirir una de este tipo, te recomendamos pensar en accesorios y otros muebles que destaquen con algún color más vivo y llamativo. Un recurso muy utilizado son el empleo de cojines grandes y con colores que rompan esa claridad u oscuridad de la sala modular.

Puedes aportarle profundidad y sensación de mayor espacio a tu sala de estar pequeña añadiendo un espejo o, por ejemplo, cuidar la iluminación de la casa es un aspecto muy esencial porque cuanto mejor sea la iluminación, también habrá cada vez más sensación de espacio abierto y diáfano. Las salas modulares son la mejor opción para los espacios pequeños porque permiten aprovecharlo al máximo y también modularlo al espacio o a las necesidades de cada momento. Si estás interesado, podrás encontrar sencillamente salas modulares con una excelente relación calidad y precio.