Optimizar tu hogar para que reciba luz natural es lo último en diseño de casas. Los arquitectos e interioristas suelen priorizar la entrada de los rayos solares por encima del uso de bombillas. Veamos cómo lo logran.

La iluminación natural y el diseño arquitectónico

Los especialistas en el diseño de casas saben cómo lograr que los haces lleguen hasta el último resquicio. ¿Cómo lo logran? Al elaborar los planos, orientan las ventanas de manera que permitan que el sol pueda entrar por ellas durante la mayor parte del día.

Asimismo, recurren a la instalación de vidrios reflectivos, un material especialmente fabricado para aprovechar toda la luz que entra por la ventana. Cuando la luz solar llegue hasta las ventanas, la luz reflejada al interior del hogar será mayor a lo normal, esclareciendo no solo las zonas que reciben iluminación directa, sino las áreas aledañas.

Los mejores sistemas de iluminación natural también incluyen tragaluces en los techos, especialmente en aquellas áreas en las que no es posible ni práctico instalar ventanas.

3 ventajas de iluminar tu hogar con la luz solar

La iluminación procedente del sol aportará al menos 3 beneficios a tu hogar. Veamos cuáles son.

1. Le dará nueva vida a tus espacios

Si lo que deseas es un look distinto para decorar tu hogar, la luz natural es tu mejor opción. Las ventanas grandes y demás elementos que potencian la entrada de luz solar crean una hermosa gama de colores y sombras que transforman tus espacios en un ambiente acogedor.

Tan solo tienes que dejar que los brillantes y cálidos rayos del sol inunden tus habitaciones, cocina, sala de estar y demás espacios de tu hogar. Así, estarás haciendo mucho para llenar de vida tu hogar.

Incluso las zonas que requieren de iluminación artificial focalizada durante el día se verán mejor si reciben iluminación directa. Tal es el caso del baño o el estudio, o ciertas vitrinas con bombillas que exhiben artículos para decorar tu hogar. Es decir, ambas modalidades se complementan entre sí.

2. Es una inversión rentable

La iluminación natural contribuye a lograr la eficiencia energética. Está comprobado que, en los hogares donde existe un óptimo aprovechamiento de la luz, la factura de electricidad se reduce notablemente, en comparación con los hogares que abusan de fuentes de iluminación artificial.

¿A qué se debe tal ahorro de energía? Pues bien, al aprovecharse al máximo la luz solar, no se requiere encender lámparas o bombillas. Al mismo tiempo, un menor uso de estos artículos alargará su vida útil. También hay que decirlo: un mayor ahorro de energía reducirá tu huella ecológica.

La cantidad, calidad y la distribución de la luz en el interior del hogar dependen del tipo de sistema de iluminación natural utilizado. Si quieres aprovechar mejor la energía que te regala el sol, deberás hacer ciertos cambios en tu hogar. Tal vez sea cuestión de mover los muebles para que estén más cerca de las ventanas que reciben la luz de manera más directa y prolongada.

Por otro lado, tal vez te des cuenta de que tu casa no fue diseñada para hacer posible un máximo aprovechamiento de la luz. En ese caso, deberás hacer ciertas reformas, como abrir secciones de las paredes y del techo para instalar algunas ventanas y tragaluces o cambiar los vidrios actuales por unos que utilicen la técnica de luz reflejada.

Si bien podría implicar algunos gastos acondicionar tu hogar con este fin, puedes estar seguro de algo: un diseño arquitectónico que aproveche al máximo las horas de luz será, a la larga, una inversión rentable. Además de ahorrar cada mes en tu tarifa eléctrica, la plusvalía de tu inmueble se incrementará notablemente.

3. Incide positivamente en tu salud

Cuando nos exponemos durante largo tiempo a la luz que producen las bombillas, pueden presentarse dolores de cabeza y sentimientos de ansiedad. Por su parte, la luz natural reduce la tensión ocular, la irritabilidad, sirve de antidepresivo y activa los ritmos circadianos.

Ahora que conoces ventajas de los sistemas de iluminación natural para tu casa, es momento de realizar las mejoras que corresponda. De esta manera, tu hogar será un sitio más acogedor, confortable y con eficiencia energética.