Ideas y más ideas para la decoración de salas es lo que venimos a traeros hoy. Como sabemos que decorar un salón puede ser complicado a priori, os ofrecemos 7 imprescindibles para la decoración de salas.

blue-living-room-design-600x514

1. Elige muebles que respeten las proporciones del espacio

Está claro: no es lo mismo la decoración de una sala grande que la decoración de una sala pequeña, por ello, a la hora de decorar nuestro salón tenemos que elegir muebles que respeten el espacio disponible. En una sala grande podemos disponer de un sofá de gran tamaño, incluso de dos, mesas auxiliares, mesas de centro, librerías etc. Mientras que en el caso de un salón pequeño, deberemos renunciar a algunos muebles (como mesas auxiliares y librerías) y optar por aquellas cosas que sean realmente imprescindibles.

2. La importancia de las zonas de almacenaje

Una de las cuestiones básicas de la decoración de salas, es que exista orden, ya que ésta es una de las zonas más concurridas de toda casa. En un apartamento pequeño, lo ideal es aprovechar hasta el último metro útil para el almacenaje. Las piezas protagonistas en un salón, suelen ser las librerías, empotradas o no, aunque la opción de baldas en la pared es igual de práctica y puede adaptarse mejor al espacio.

El mueble del televisor, también es uno de los clásicos para el almacenaje de un salón, aunque los modelos modernos suelen ser minimalistas y tener poco sitio para guardar cosas.

Hoy en día existen muchas ideas ingeniosas para la decoración de salas pequeñas, que permiten optimizar al máximo el espacio como mesas de centro que se abren con almacenaje dentro, sofás con almacenaje en la parte de abajo, etc.

3. El color en las paredes

Una sala de estar es un lugar para el descanso, para poder sentarnos y leer un libro o ver una película, por ello, se recomienda la decoración con colores neutros, que ayuden a conseguir este tipo de ambientes. No obstante, se puede jugar con el color de las paredes del salón, pintando una de las paredes con un color más oscuro para crear profundidad o con un papel de pared decorativo y bonito.

Si tu salón es pequeño, no te salgas de la paleta de colores neutros, de esta forma parecerá más luminoso y espacioso, ganando tamaño a nivel visual.

4. Sé coherente con un estilo de decoración

El estilo decorativo tiene que ser uniforme en toda la casa, si bien es cierto que cada ambiente puede tener su personalidad, es importante que en copnjunto se vea hemogeneo. Por ello, a la hora de decorar tenemos que ser coherentes con un estilo decorativo: decoración vintage, decoración escandinava, estilo industrial, etc. Puede que no te guste anclarte en un estilo únicamente y optes por una decoración ecléctica. Sea como sea, debes intentar decorar con uniformidad para que no le falte armonía.

Por ejemplo, si todo tu salón  está decorado siguiendo las normas del minimalisto, no pega nada que decidas colocar en él un sofá victoriano, ¿verdad?

5. Elige los elementos decorativos siguiendo una o dos gamas cromáticas

A veces nos enamoramos de adornos porque son bonitos, sin tener en cuenta su color o forma, sin embargo, debemos elegirlos con cierta perspectiva. Para que un salón  esté adornado con gusto y estilo, es necesario que todos sus elementos sigan una misma gama cromática, como mucho dos o tres.

Eso no quita que, si lo decides, puedas tener un salón naíf, en el que los colores vivos como el amarillo, azul, rojo, etc. sean los protagonistas. En todo caso, debes tener muy claro que paleta de colores quieres usar para decorar tu salón.

6. La iluminación en el salón

La luz natural es la mejor de las iluminaciones posibles para un salón. Tener ventanales grandes, balcones o terrazas, nos ayudará a tener un salón luminoso, cálido y amable. Sin embagro, cuando cae el sol, debemos tirar de la iluminación artificial, y aquí es cuando entra la decisión: ¿qué iluminación elijo?

Lo ideal es elegir una iluminación según ambientes, que te permita poder modularla dependiendo el uso que estés haciendo del salón.

7. Crear ambientes en zonas diáfanas con concepto abierto

Cada vez son más las personas que tienen un diseño de concepto abierto que unifican cocina, salón y comedor en un mismo espacio para que parezcan más amplios. Diseñar bien los ambientes para que tengan un aspecto diferenciado, es importante para distinguirlos y saber qué espacio sirve para cada cosa (a no ser que el espacio sea diminuto tipo apartamento y realmente los espacios estén solapados).

Existen muchas fórmulas para separar los ambientes. Por ejemplo, puedes separar la cocina del salón con una librearía o con un sofá. También se puede separar con una barra americana o una isla. Con la iluminación y los colores en las paredes también se pueden crean diferentes ambientes.

loading...

Han llegado hasta aquí:

  • decoracion de salas pequenas
  • muebles indispensables en una sala