Una de las tendencias que más se están viendo en las últimas semanas es la aparición de muchos elementos de decoración oriental en algunas de las principales revistas de decoración. Hasta ahora, eran bastante famosos algunos de los elementos clásicos de la decoración oriental, como por ejemplo las figuras de madera de teca o acacia talladas a mano, procedentes de Tailandia. Representaciones de Buda o personajes de la mitología tailandesa. Una mitología bastante rica, que ha hecho que más de una persona haga un viaje a Tailandia para poder coger ideas a nivel decorativas. De hecho, también es una tendencia el situar Budas en los rellanos de los portales, haciendo que los edificios tengan un toque diferente, y también una protección para los vecinos. Pero lejos de estas tendencias fuera de tu hogar, lo realmente interesante es todo lo relacionado con los tapices.

Tapices orientales para cambiar el aspecto de tu hogar

Muchos rincones de nuestro hogar necesitan de elementos decorativos para que luzcan mejor. Una de las formas más simples a la vez sorprendentes que podemos utilizar es todo lo relacionado con tapices. No es para nada en el mundo occidental, de hecho, durante muchos siglos fue una forma de darle calor a las estancias, así como conseguir un objeto que se podía ir cambiando cuando viniera en gana, tanto para limpiar y mantenerlo en perfecto estado como también para modificar la decoración. Con esto, los tapices orientales pueden ser toda una revolución para esa estancia en la que no sabes que hacer. Sin ir más lejos, existen elemento como el elefante, símbolo tradicional de Tailandia, que puede llamarte la atención y ser una opción a tener en cuenta.

Si hablamos de materiales, los tapices están realizados con tejidos naturales como seda y terciopelo, y bordados y decorados a mano con abalorios, lentejuelas y cristales. Todo esto seguro que convierte estos simples tapices en los elementos más queridos de tu habitación. No solo tendrás un toque oriental, también puede ser una buena opción para rincones de tu casa que quieras convertir en pequeños santuarios de tranquilidad, en aquel pequeño rincón dónde te refugies de la vida acelerada que todas llevamos y puedas tener esa tranquilidad que tanto deseas. Nada como la filosofía oriental para que esto se convierta en realidad.

Completar tu rincón de tranquilidad

No solo tienes los tapices, como ya te decíamos al principio de la entrada, existen multitud de pequeñas figuras que puedes utilizar para que este pequeño rincón sea acogedor. Otra opción interesante es todo lo relacionado con espejos, pero no cualquieras, puedes hacerte con espejos de madera de teca o acacia tallados a mano por artesanos tailandeses. Tallados y decorados al detalle, destacan los espejos que son representaciones de entradas de templos budistas.

En resumen: la decoración oriental puede ayudarte a crear espacios diferentes en tu hogar, así como también en tu comunidad, consiguiendo que puedas combinar lo mejor del lejano oriente con lo práctico y cálido que quieres que sea todo tu hogar. Además, las opciones son múltiples y puedes conseguir buenos resultados a precios bastante asequibles. Una opción más que notable a tener en cuenta para vuestras ideas decorativas para esta primavera.