Los dormitorios nórdicos de matrimonio son tendencia en estos momentos. Espacios que resultan muy especiales y funcionales, y que aportan una gran sensación de calidez. Los dormitorios decorados siguiendo este estilo causan furor en el mundo actual; espacios muy limpios y acogedores.

Una de las grandes ventajas de este estilo decorativo es que se puede aplicar en todo tipo de dormitorios, tanto de pequeños como de gran tamaño. La iluminación juega un papel clave, por lo que aporta amplitud al espacio.

Consejos para decorar un dormitorio de matrimonio de estilo nórdico

Si tú también has pensado en el estilo nórdico para decorar tu dormitorio, aquí van algunos tips que merece la pena tener en cuenta.

Color

Si pensamos en el color de un dormitorio nórdico, lo primero que nos viene a la cabeza es el blanco; este debe ser el color protagonista del espacio de forma prácticamente obligada.

Para que el dormitorio no quede soso y aburrido, el truco está en apostar por los colores neutros en los textiles y objetos de decoración. Incluso los muebles pueden ser de algún color suave. Por supuesto, hay que evitar los estampados multicolor, así como los colores intensos.

Textiles cálidos

En este tipo de dormitorios es esencial apostar por elementos que aporten calidez al espacio. Y los textiles son la mejor opción para añadir ese toque de confort, como por ejemplo una alfombra de piel al pie de la cama o una manta de pelo colocada sobre la cama.

Cuadros

Los cuadros son un elemento de decoración fantástica para dormitorios de matrimonio de estilo nórdico. Quedan de maravilla en la pared frontal de la cama, justo por encima del cabecero.

Puede apostar por un cuadro de gran formato, o por varios de diferentes tamaños; depende de tus propios gustos y preferencias. También puedes escoger entre pintura o fotografía. Lo único que debes tener muy claro es que los diseños deben ser en tonos neutros, en blanco y negro por ejemplo.

Naturaleza

Esta es una de las claves más importantes en los dormitorios nórdicos de matrimonio: utilizar elementos decorativos que evoquen la naturaleza. Una forma muy sencilla de lograrlo es incorporar una planta de mayor o menor tamaño en función del espacio disponible.

También puedes animarte por ejemplo a incorporar un mueble auxiliar de madera rústica, con vetas de madera.

Combinación con otros estilos de decoración

Una idea sólo apta para las personas más atrevidas, a las que no les importe arriesgar en la decoración de su hogar. Si quieres lograr un dormitorio digno del Siglo XXI puedes combinar dos estilos diferentes, como el nórdico y el industrial.

Hacerlo no es nada complicado; basta con añadir una pared de ladrillo al dormitorio. Si el espacio es amplio y está bien iluminado, puedes revestir la pared del cabecero de la cama. Además, puedes añadir algún elemento de estilo industrial para hacer este estilo más visible, como un mueble o una lámpara.

Con estas ideas seguro que consigues el dormitorio nórdico de matrimonio de tus sueños. Basta con que recuerdes algunos principios básicos: el blanco como color protagonista, cuadros y plantas como elementos decorativos, y textiles cálidos para dar esa sensación de confort al espacio.

Ahora sólo te queda tener en cuenta tus propios gustos y preferencias y de esta manera conseguir ese dormitorio de estilo nórdico que tanto deseas.

loading...

Han llegado hasta aquí:

  • Dormitorios rusticos 2018
  • fotos dormitorios nórdicos