Las paredes de pizarra están de moda. Tener una pared de pizarra en algún sitio del hogar es una buena idea que no debemos dejar de valorar. En su momento ya os hablamos de las pizarras en la habitación de los niños, pero hoy nos centraremos en tener una pared de pizarra en nuestro comedor.

pared de pizarra

Aquí tenemos un ejemplo de una pared de pizarra en un comedor de estilo vintage. ¿Cómo podemos convertir una pared en una pizarra? ¡Muy sencillo! Con pintura de pizarra que podrás conseguir en cualquier tienda especializada o con un adhesivo de pizarra apto para pared. además de la pared, como vemos en la foto, se ha usado la pintura para pintar también la mesa de madera.

pared de pizarra

No tenemos porque apostar por una pared al completo, podemos elegir un trozo de pared para convertir en pizarra. Puede servirnos para apuntar frases inspiradoras, el menú semanal o como organizador de la familiar. Incluso, es una buen entretenimiento para los más pequeños si tenemos hijos.

pared de pizarra

Si se te da bien el dibujo, una pizarra en el comedor también te ayudará a decorar la pared. Fíjate en esta foto, como la pared de pizarra nos ayuda a dar un poco de color y alegría a una pared aburrida. En los diseños nórdicos podemos ver diversos ejemplos con una pared hecha de pizarra.

pared de pizarra

En comedores grandes de estilo industrial una pared hecha con pizarra también nos dará buen resultado. Fíjate en esta foto. Lo ideal es combinar la pared de pizarra con el resto de elementos, consiguiendo que tenga un toque moderno pero cálido a la vez.

pared de pizarra

Acabamos con un último ejemplo de un comedor con una pizarra en la pared. En este caso solo se ha pintado un trozo de pared. Esta pizarra se usa como organizador de horarios. Es muy útil para familias numerosas, para que cada niño (y adulto) sepa que tiene que hacer en todo momento.

Y tú, ¿ya tienes tu pared de pizarra? ¿La usas con frecuencia? ¡Explícanoslo!

loading...