Las sillas de comedor son una de las piezas más importantes en la decoración general del hogar. El comedor es habitualmente una estancia que cobra una gran importancia ya que en ella se celebran comidas y cenas en compañía de amigos y/o familiares. Es por ello que resulta interesante conocer qué tipos de sillas de comedor existen, así como los diferentes estilos disponibles en el mercado y los distintos materiales con los que se pueden fabricar.

 

No hay ninguna duda de que las sillas, junto con la mesa, establecen el estilo decorativo y el tono que toma el comedor. A la hora de elegir la opción más acertada para este espacio, hay que valorar en primer lugar el espacio del comedor. Si es de tamaño pequeño, lo mejor es optar por sillas sencillas y en tonos claros para ampliar visualmente el espacio. Si en cambio es un comedor grande, las opciones son muchísimo más amplias.

 

Claro que también hay que tener en cuenta el estilo de decoración tanto del propio comedor como del resto del hogar. No tiene demasiado sentido por ejemplo una vivienda de estilo rústico con un comedor minimalista.

A continuación damos todas las claves para elegir las mejores sillas de comedor y acertar con la elección.

Tipos de sillas de comedor

A continuación señalamos los diferentes tipos de sillas de comedor que existen. Para dar con la opción más adecuada para este espacio de la vivienda hay que tener en cuenta una serie de factores: tamaño disponible, gustos y preferencias personales, decoración general del comedor…

Sillas con brazos

sillas de comedor

via: IKEA

Este tipo de sillas aportan un estilo más formal y, además, resultan de lo más cómodas para los comensales. No obstante, únicamente se recomiendan en comedores grandes ya que este tipo de sillas requieren de unos 60 centímetros para que los comensales puedan disfrutar de una comida o de una cena a gusto.

Sillas sin brazos

sillas de comedor

via: IKEA

Teniendo en cuenta que actualmente las viviendas tienen un tamaño cada vez más reducido, estas son las sillas más demandadas a día de hoy para el comedor. Al no tener brazos ocupan menos espacio, lo cual es un gran punto a favor. Además, en aquellos comedores pequeños, lo ideal es que este tipo de sillas no tengan un respaldo demasiado alto para así proporcionar una mayor amplitud visual.

Bancos

sillas de comedor

via: IKEA

Una de las tendencias que más se viene repitiendo en los últimos años en relación a la decoración del comedor tiene que ver con los contrastes. Así, para crear un efecto impactante, se puede colocar en uno de los lados de la mesa sillas convencionales y, al otro lado, un banco. Más allá de una opción estupenda estéticamente hablando, una de las grandes ventajas que ofrecen los bancos es que se pueden guardar debajo de la mesa mientras no se utilizan, ahorrando así espacio. Además, el precio de un banco es por lo general menor al de comprar varias sillas.

Windsor

sillas de comedor

via: IKEA

Uno de los estilos de silla más elegantes y sofisticados que existen, con una naturaleza muy delicada. Las sillas Windsor se adaptan de maravilla a mesas antiguas fabricadas en madera o de vidrio. Son muy similares a las sillas convencionales, con o sin brazos, pero con el respaldo ligeramente arqueado.

Estilos de sillas de comedor

Vamos a conocer ahora los diferentes estilos de sillas de comedor.  En la actualidad existen una gran selección de ellos.

Retro

sillas de comedor

via: Pinterest

Todo lo vintage y retro está muy de moda en la actualidad. Una estética divertida que combina materiales tradicionales como la madera con otros más modernos como el metal o el vidrio. Respecto a los colores, por lo general este estilo impone tonos neutros o pastel.

Minimalista

sillas de comedor

via: Pinterest

Un estilo de decoración que se adapta de maravilla al cada vez menor tamaño de las viviendas. En lo relativo a las sillas de comedor, se buscan las líneas sencillas, por lo que lo ideal es optar por piezas simples, sin apenas adornos.

Escandinavo

sillas de comedor

via: Pinterest

El estilo escandinavo está arrasando en todo el mundo porque permite crear espacios cálidos y acogedores con unas pocas piezas y elementos decorativos; simplicidad funcional y elegancia en su máxima expresión. En lo relativo a las sillas de comedor, se buscan de color blanco con tapicería ligera y natural.

Industrial

sillas de comedor

via: Pinterest

Otro de los estilos de decoración tendencia en la actualidad. Un estilo altamente funcional que prima la funcionalidad frente a la estética. Las sillas de comedor son de estilo vintage, en muchas ocasiones fabricadas con materiales reciclados como la madera y el metal.

Hampton

sillas de comedor

via: Maisons du Monde

Un estilo decorativo surgido en la zona costera de Long Island, Nueva York; una zona en la que habitualmente veranean ricos y famosos de todo el mundo. El estilo de los Hampton aporta un ambiente elegante y relajado, combinando azules frescos y verdes tranquilos con la madera como material principal.

Romántico

sillas de comedor

via: Pinterest

Por supuesto, no podemos olvidarnos del estilo romántico, el cual aporta un aspecto de lo más elegante y tierno al comedor. La tapicería de las sillas es lo más importante, pudiendo optar por el terciopelo o los detalles de tachuelas; los estampados florales en comedores grandes también encajan muy bien con este estilo de decoración.

Materiales para las sillas de comedor

Además del estilo, a la hora de escoger las sillas de comedor, hay que tener muy en cuenta los materiales con las que estas están fabricadas. En función de los gustos y preferencias personales, así como de la decoración general del estancia, será más adecuado optar por unos materiales u otros.

Madera

La madera es el material de sillas de comedor más clásico y, además, uno de los más populares. Y es que, en función del tipo de madera con que estén construidas las sillas, se pueden adaptar a distintos tipos de decoración. Por ejemplo, sillas de madera natural sin tratar son estupendas para comedores rústicos, mientras que aquellas sillas cuya madera ha sido lacada en blanco encajan de maravilla en comedores de estilo moderno o minimalista. En cualquier caso, este material aporta muchísima calidez al espacio, lo cual es un gran punto a favor.

Metal

Otro de los materiales más demandados en la actualidad para las sillas de comedor es el metal, ideal para espacios industriales o modernos. Lo cierto es que la variedad existente en el mercado es muy amplio; desde el acero más frío hasta el oro rosa más cálido. Para darle calidez al espacio con este tipo de sillas, lo mejor es elegir cojines en tonos cálidos.

Plástico

El plástico es un material 100% recomendable para aquellas personas que busquen la máxima originalidad. Y es que permite construir sillas de comedor de todo tipo de formas, algo que no es posible con materiales naturales. Sillas asimétricas con respaldos curvos, sillas con respaldos en forma de tulipán… Una opción fantástica para darle al comedor un aspecto divertido y fresco.

Mimbre

El mimbre es otro material estupendo para las sillas de comedor. Ideal para darle al comedor un aspecto elegante, al más puro estilo colonial de mediados del Siglo XIX. Por lo general, este tipo de sillas son de tonos camel, los cuales combinan a la perfección con los azules y los verdes.

¿Sillas de comedor tapizadas?

sillas de comedor

via: Pinterest

Una de las grandes cuestiones acerca de las sillas de comedor es si realmente merece la pena o no tapizarlas. Pues bien, desde el punto de vista práctico y funcional, el tapizado proporciona un nivel de comodidad muchísimo más alto. No obstante, una silla tapizada resulta visualmente más pesada. Por lo tanto, en comedores pequeños se pueden tapizar las sillas que quedan a ambos extremos para dar un toque de elegancia, dejando el resto sin tapizar.

En relación al tapizado, también hay que considerar la durabilidad. En una vivienda con niños pequeños lo mejor es optar por materiales como el cuero o el vinilo, los cuales son muy resistentes.

Esto es todo lo que debes conocer sobre las sillas de comedor y las distintas opciones disponibles en el mercado. Por lo general, adquirir este tipo de piezas supone una inversión económica relativamente importante, de modo que es importante realizar un periodo previo de reflexión acerca de cuál es la mejor opción. Para ello, hay que valorar los diferentes estilos y tipos de sillas de comedor que existen, así como el material con el que están fabricadas las mismas.