El blanco y negro es una combinación de colores estrella en todo tipo de decoración, no es de extrañar que triunfe también entre la decoración de comedores. Lo mismo sucede con el estilo nórdico: hoy en día existen cada vez más personas que se dejan enamorar por este estilo decorativo también llamado estilo escandinavo o decoración escandinava.

A grandes rasgos, podemos decir que la decoración nórdica se basa en el uso del blanco con contrastes, de allí a que este comedor blanco y negro pueda resultar un ejemplo fantástico para hacernos una idea de lo que manda la filosofía de este estilo decorativo.

Este comedor tiene paredes y techos de color  blanco, con zócalos en el techo y el suelo con molduras, también de color blanco. El suelo, por otro lado, es de color madera clara, lo que ayuda a dar armonía a los tonos cálidos en esta estancia.

En la pared nos encontraremos cuadros en blanco y negro que ayudan a vestir un poco este comedor más bien pequeño y sobrio. Aunque no hay un espacio descomunal, es ideal para reuniones con amigos y familia, un sitio íntimo donde poder conversar. La mesa no es muy grande, aunque es extensible y cabe destacar el hecho de que las sillas no sean iguales, ofreciendo una imagen divertida y fresca, incluso juvenil. algo que refuerza también la lámpara que cae del techo, con las bombillas encendidas.

Al fondo, el gran ventanal ofrece mucha luz natural a la estancia, haciéndola acogedora y cálida, perfecta para una zona como el comedor que invita a hablar con armonía. Al lado de la ventana, una lámpara de estilo retro ilumina un rincón donde se halla un pequeño taburete, una zona ideal para leer un libro después de comer o mientras esperamos a que vengan los invitados o observamos la calle.

SFDC5922CDA23FA43E6965894EF0448E3BD_1024x SFDDC8C7BA1A6C94F879EEB7555512B2A04_1024x

loading...

Han llegado hasta aquí:

  • COMEDORES NORDICOS