Aunque hace años se consideraba un estilo para viviendas pequeñas, en la actualidad se utilizan para todo tipo de alojamientos, convirtiéndolas en un lugar clave para compartir con los invitados mientras se cocina.

Sus diseños frescos y característicos hacen que sea una tendencia que cada vez más preferida por las personas, así que, vamos a conocer algunas ideas para decorar estos espacios.

Pequeñas pero acogedoras

Las cocinas son espacios que se ha convertido en una de las estancias más importantes ya que es donde pasamos una gran parte del tiempo aunque sean pequeñas y es aquí cuando se debe usar la imaginación para decorarlas y convertirlas en espacios práctico, funcionales pero sobre todo originales.

Las cocinas americanas pequeñas pueden lucir mucho mejor, dando esa sensación de amplitud que tanto nos gusta, veamos cómo lograrlo.

La nueva tendencia es integrar la cocina con el resto de los ambientes, de manera que los artefactos deben ser de un alto contenido de diseño y en materiales resistentes, nobles y muy decorativos.

El minimalismo en las cocinas americanas permite que se puedan aprovechar al máximos estos espacios, utilizando líneas rectas, colores grises o blanco pero sobre todo debe existir mucha limpieza y orden.

La intención es tener algunos elementos que den ese toque acogedor al ambiente y que sea práctico y funcional. La clave es utilizar flores, sillas, cuadros y lámparas que estén en armonía; muchos cajones, gabinetes y espacios prácticos hacen que se convierta en un lugar funcional.

En una cocina americana se deben colocar los adornos necesarios, quizás colocar una repisa más alta que la cocina con un pequeño recuerdito a la vista será perfecto.

Si el espacio es un problema y hay que tener los utensilios a la vista, pues hay que organizarlos por colores y tamaños y tratar de que guarden armonía entre ellos y con toda la decoración.

Por ser espacios pequeños se debe mantener el orden y cuidar los detalles en las vajillas y cristalería. Es un error exhibir sartenes, ollas y tazones manchados y golpeados.

Un estilo moderno

Una cocina moderna debe transmitir calor de hogar y que mejor que utilizar diseños sorprendentes y crear un espacio acogedor pero sobre todo funcional. Las innovaciones tecnológicas son una de las mejores alternativas que tenemos en la actualidad y que nos permiten dedicar más tiempo a otras actividades y tareas.

Aunque no se puede cambiar el estilo en las cocinas americanas de una manera fácil ya que amerita la instalación de electrodomésticos y servicios de fontanería, lo habitual es utilizar líneas rectas, acero inoxidable y un alto brillo, si somos arriesgados podemos utilizar el blanco ya que es un color que nunca pasa de moda.

La madera también es un material que combina casi con todos los colores de las cocinas americanas modernas y que tiene la virtud de realzar los colores. Se pueden utilizar colores vivos combinados con neutros y así romper con el tipo patrón que las caracteriza, aportando clase y estilo.

El estilo rústico de los muebles, combinado con flores y accesorios de hierro forjado, también es una buena alternativa para usar en cocinas blancas o, porque algo más retro como materiales de vidrio, cuadros en las paredes o azulejos, está es una idea fabulosa.

Las cocinas americanas  tienen muchos beneficios y aunque no exista una barrera que las separe del salón se diferencian con sencillos matices de colores. Quizás utilizar uno más oscuro para el salón y otro más claro para la cocina es una excelente alternativa, todo depende de nuestros gustos y preferencias a la hora de decorar.

Son muchas opciones que tenemos al alcance, solo queda dejar volar la imaginación.