Este apartamento de paredes viejas y suelos originales de madera maciza está situado en el centro del décimo distrito parisino. Se trata de un apartamento de 150 metros cuadrados, con enormes ventas que inundan de luz cada recodo de este encantador lugar. El apartamento fue restaurado por Diego Delgado Elias, un arquitecto afincado en París.

Este apartamento consigue una combinación perfecta entre el estilo parisino más tradicional y burgués, con sus suelos de madera de chevron, las superficies de mármol, las molduras de los techos y los espejos antiguos, y el estilo más moderno y masculino, con los muebles de líneas sencillas y el minimalismo que reina en su interior.

Durante el transcurso de las reformas, un dormitorio se transformó en un vestidor, mientras que otro se convirtió en un cuarto de baño que cuenta con hermosos y auténticos materiales como el mármol blanco que enmarca los espejos de mercurio que Diego encontró en una tienda de antigüedades.

Las alteraciones del arquitecto no desvirtuaron la belleza natural del lugar. Este apartamento parisino ha entrado en la era moderna con pragmatismo y poesía.

También te interesa:

Interior nórdico con toques clásicos y mucho glamour

Fotos de Home Adore