Actualmente, son muchísimas las familias que están apostando por cambiar la bañera por un plato de ducha. Pues bien, lo cierto es que los platos de ducha ofrecen una gran selección de ventajas, tanto en lo funcional como en lo estético. No hay ninguna duda de que es una superficie más segura, minimizando así el riesgo de sufrir una caída o un resbalón. Además, a día de hoy existen una gran selección de modelos de platos de ducha, con todo tipo de texturas, colores y diseños.

Es importante contar con una tienda de baño de plena confianza y que trabaje con los mejores materiales para obtener unos resultados extraordinarios.

Los diseños más innovadores en platos de ducha

Si hay algo que actualmente es tendencia en el mundo de la decoración, es la innovación y el riesgo. Así, son cada vez más las personas que optan por decir adiós al clásico color blanco o gris de los platos de ducha y dar la bienvenida a nuevos diseños.

La ducha es un momento de paz y relax, de modo que hay personas que se animan a decorar sus platos con aquello que les transmita esta sensación. Por ejemplo, con un estampado de hojas de palmera que te trasladen de alguna forma a una playa paradisíaca del Caribe; o un print de olas del mar para sentir que te encuentras nadando con total libertad y en plena sintonía con la naturaleza.

Si prefieres algo más sencillo, aunque no aburrido, puedes darle al plato de ducha el color que más te guste; para el baño es ideal el rosa o el azul.

Materiales de platos de ducha

A la hora de comprar un plato de ducha, una de las decisiones más importantes tiene que ver con el material del mismo. Pues bien, ahora mismo hay cuatro tipos en el mercado.

  • Cerámica: son unos de los más populares ya que son los más resistentes a los productos químicos. No obstante, este material es muy frágil y, además, resulta muy pesado.
  • Acrílico: a diferencia de la cerámica, es muchísimo más resistente a los golpes. Además, la superficie es 100% antideslizante, lo cual supone una gran ventaja en términos de seguridad.
  • De carga mineral: este material está compuesto por resina y mármol. Tiene un grosor de apenas 3 centímetros, de modo que se puede instalar a ras de suelo, de modo que resulta muchísimo más sencillo acceder a la ducha. Además, es muy resistente a los golpes.
  • De piedra natural: estos son los platos que más se están demandado en estos momentos ya que tienen un tacto muy cálido, lo cual supone una gran ventaja. Pueden ser de pizarra, mármol o granito.

Esto es todo lo que debes saber sobre los platos de ducha a día de hoy. Una opción 100% recomendable con respecto a la bañera tradicional. Además, como puedes comprobar, se puede innovar muchísimo en su diseño; existen diferentes colores, estampados y materiales con los que puedes hacer de tu baño un espacio único y funcional.

loading...