Importancia de utilizar neuroarquitectura en el diseño de los espacios destinados a los niños

por Antoni

La neuroarquitectura es la ciencia que explica cómo el espacio arquitectónico afecta el estado de ánimo de las personas. Neurólogos y arquitectos han fusionado sus campos para investigar cómo debe ser el diseño de un ambiente para influir positivamente en nuestra capacidad cerebral. Especialmente para mejorar el bienestar y reducir el estrés, ansiedad o depresión de los seres humanos.

El espacio y la infancia

Los estudios han identificado cómo funciona el cerebro de los niños. Existen dos fases que explican cómo los pequeños interpretan su entorno: la mente absorbente inconsciente (de 0 a 3 años) y la mente absorbente consciente (de 3 a 6 años).

Los niños absorben todo lo que el entorno les presenta durante los primeros años de su desarrollo. El entorno en el que desarrolla sus actividades puede influenciar en su comportamiento social, por lo tanto, es importante presentarle al niño un ambiente preparado y ordenado para desenvolverse adecuadamente.

Las características de la habitación

La habitación de un niño debe transmitir calma y tranquilidad. Esto es posible mediante una buena iluminación y una paleta de colores adecuada. Según estudios, la calidad de la luz influye en el aprendizaje.

La combinación de una importante fuente de luz natural e iluminación artificial ayuda a que los niños se mantengan activos y concentrados. Respecto a la paleta de colores, es preferible optar por tonos claros o pasteles. Estas tonalidades proporcionan una atmósfera más cálida y pacífica.

Disposición del mobiliario y organización

La organización del mobiliario es un pilar fundamental en la neuroarquitectura. Aquí podemos considerar la premisa de que menos es más. Un espacio con demasiadas cosas puede generar confusión. Sin embargo, un ambiente limpio y funcional favorece considerablemente el desarrollo del niño.

La mayoría de viviendas de hoy en día tienen dos o tres dormitorios. Esto representa un reto para los padres que tienen varios hijos, ya que necesitan un lugar para que duerma cada uno y al mismo tiempo un espacio para que puedan jugar y estudiar. Para esto, la mejor solución es adquirir mobiliario funcional.

En la industria podemos encontrar excelentes alternativas que van desde camas nido hasta camas abatibles. Una cama nido es perfecta para que duerman dos hermanos en la misma habitación. Las camas nido cuentan con un diseño desplegable, durante el día ocupa el tamaño de una sola cama, pero por la noche se convierte en dos. Asimismo, una cama abatible se puede recoger cuando ya no se está utilizando. En ambos casos se aprovecha mejor el espacio y podemos aligerar visualmente el área.

Accesibilidad

La habitación de los niños deben estar diseñadas de tal manera que puedan desplazarse fácilmente sin la intervención de un adulto. Para esto, utiliza muebles a escala y de fácil acceso a los elementos de interés. Sin embargo, es importante que el área sea segura y no represente riesgos para ellos.

No dejes de visitar

1 comentario

oak2000 Oct 19, 2020 - 12:40 pm

Muy buenos consejos para pensar a largo plazo la decoración y la función de la habitación en el desarrollo de nuestros hijos y sus necesidades en cada momento.

¡Gracias por compartir!

Los comentarios están cerrados