Todos en algún momento hemos soñado con tener nuestra casa siempre limpia. La vida actual que nos empuja a vivir rápido y sin mucho tiempo para nada, es una de las causas que nos impide limpiar nuestra casa con la frecuencia que querríamos. Hoy en día, por suerte, existen empresas que hacen este trabajo por ti, como por ejemplo Limpiezas Perfexya, especializados en la limpieza de oficinas madrileñas, pero también podemos contar con algunos trucos que nos puede facilitar el tener una casa siempre limpia. ¡Vamos a conocerlos!

limpieza

Cada cosa debe tener un sitio

Si queremos fomentar la limpieza del hogar, es importante que cada objeto tenga un lugar para ser guardado. Esto hará que cuando usemos una cosa sepamos donde podemos volver a dejarla. Opta por un sistema de almacenaje funcional y cómodo para ti. Eso es lo más importante.

Cuando uses una cosa, vuelve a dejarla en su sitio

Parece obvio, pero la verdad es que son muchas las veces que por facilidad o pereza acabamos dejando los objetos que cogemos por todas partes. En la limpieza del hogar, una de las máximas es que cuando cojas una cosa la vuelvas a dejar donde estaba, porque sino la acumulación de objetos acabará dando lugar al desorden. Lo mismo ocurre con la ropa cuando nos cambiamos, en ves de ir desperdigando ropa por todas las habitaciones de la casa, es aconsejable dejarla en el cesto de la ropa sucia o dentro del armario.

El desorden atrae más desorden

¿Conoces el dicho de que una manzana podrida pudre todas las demás? Pues eso ocurre con el desorden. Si empiezas a dejar una cosa fuera de su lugar, pronto irán a hacerle compañía muchas más cosas. Por ello, para mantener la casa ordenada y limpia debes coger el hábito de dejar todo en su sitio.

Pocas cosas, menos que limpiar

Hoy en día el minimalismo es una corriente que cada día tiene más adeptos, ¿por qué? Muy sencillo, porque el minimalismo nos permite vivir sin la acumulación de objetos y cosas prescindibles. Esta corriente podemos aplicarla en la decoración. No abuses de elementos decorativos, esto te permitirá limpiar las estancias mucho más rápido. Sé consecuente con lo que necesitas.

10 minutos de limpieza al día

No hay nada más agotador que pasarse una semana sin limpiar la casa y tener que hacer un maratón de limpieza los fines de semana. ¿Cómo podemos evitar esto? Pues muy fácil: cogiendo el nuevo hábito de limpiar la casa 10 minutos cada día. Podemos hacerlo de forma general por zonas, es decir, que cada día de la semana dediquemos este tiempo a una estancia en concreto de la casa. Esto hará que cuando llegue el dinde solo tengamos que hacer lo más global como barrer o fregar.

Diviértete limpiando

Nadie quiere hacer una cosa que le aburre, sin embargo, puedes hacer del momento de limpieza un momento divertido. ¿Cómo? Muy fácil, poniendo música o convirtiendo este instante en un instante para el relax. De esta forma dejará de ser algo con connotaciones negativas.

loading...