Aunque muy pocos lo sepan, la existencia de los colchones procede desde los tiempos más antiguos, con fabricaciones que incluían materiales como paja, lana, algodón, incluso plantas o materiales orgánicos. No fue sino hasta 1925 en EEUU y Europa, que el colchón tomó forma como un reposadero estructurado, con armazones de alambre y cubiertas flexibles. 

¿Cómo obtener el colchón más adecuado? A continuación, algunos datos que no pueden olvidarse a la hora de hacerse con el ideal. 

cama

La compra perfecta en línea

Lo primero que se debe saber es que existen numerosas formas de adquirir colchones Madrid en estos tiempos, pues gracias a Internet, prácticamente no es necesario dirigirse a un local comercial, ya que las diferentes tiendas online ofrecen el servicio de colchones con los más altos estándares de calidad.  

Hoy en día se dispone de la ventaja de buscar en las plataformas digitales para escoger el colchón que más se adapte a cada necesidad. Previamente, el interesado podrá visitar los catálogos en línea para ver modelos, tipos, dimensiones, colores, precios y descuentos. Incluso se puede solicitar la entrega a domicilio para cualquier dirección que registre el cliente.

Lo mejor de todo es que los especialistas cuentan con personal que orientará a los usuarios en el momento de su compra, sobre dudas, recomendaciones y proceso de compra. El objetivo de estas tiendas online es velar por el descanso óptimo de las personas, y para ello, se requiere de objetividad a la hora de decidirse por un colchón. 

Confiabilidad y seguridad online

Desde luego, es recomendable que el cliente observe las valoraciones de otros compradores en estos e-commerce, para garantizar que se trata de una tienda con políticas de privacidad, certificados de venta, reputación reconocida y un producto bajo prueba de calidad. La compra segura es la gran prioridad.

Por lo general, estas tiendas e-commerce tienen una atención al cliente gratuita, bien sea por medio del portal, mediante llamada telefónica o por e-mail. 

Hay en realidad pocas excusas para no acceder y ver estos catálogos online, que ahorrarán gastos de logística, transporte, tiempo y sobretodo, se podrá estar al día tanto en los descuentos de temporada, tanto como en la disponibilidad de mercancías. 

Cómo saber qué colchón comprar

Dependerá mucho del espacio y del uso que cada cliente vaya a darle, pues los colchones varían en sus materiales de fabricación, tamaño y funcionalidad. Es bueno tener claro a qué tipo de dormitorio irá destinado el colchón y tener algunas consideraciones sobre estética y decoración.

Por ejemplo, cuando se piensa en un dormitorio bonito y agradable, se piensa en un espacio que pueda quedar exento de las rutinas del día, que huela bien, alejado de ruidos invasivos, que cuente con un baño acorde en su estética, pero también confortable, que esté pintado en colores agradables al huésped, y sobretodo, que contenga una cama cómoda para descansar. 

Elemento indispensable

Si hay algo que define al descanso nocturno, eso es un buen colchón. Desde luego, la compra irá orientada a la estructura de la cama, al tipo de cliente, ya sea infantil, adulto joven, adulto medio, tercera edad, pareja o individual, y a la estética de la habitación. El colchón, junto con la ropa de cama forman un conjunto indisoluble para la decoración del dormitorio.

Todo esto, en favor de conseguir un equilibrio armónico y conciliar las horas de descanso con una buena siesta o el reposo nocturno. Adquirir uno cualquiera no es una buena opción, la compra debe estar bien pensada y a conciencia sobre su utilidad, con la convicción de que no se trata de un gasto sino de una inversión más que inteligente para la salud y calidad de vida

Diferentes tipos para elegir

Una vez esté definido el estilo del dormitorio, entonces se podrá escoger un colchón de tipo híbrido por ejemplo, que es un modelo habitual cuyo principal valor recae en las temperaturas medias, algo que los soñadores agradecerán a la hora de dormir. Está fabricado con materias primas heterogéneas, y ofrece la naturalidad de reconfortar la espalda sin posiciones forzadas. 

Luego están los de núcleos con fabricación fría, que son excelentes cuando se trata de estabilidad y adaptabilidad, aparte de tener precios muy asequibles. Su efecto de estabilidad hace que el cliente se sienta con completa confianza, y esa seguridad a su vez, es una de las mejores aliadas para alcanzar las fases del sueño reparador. 

Por su parte, los de resortes con funda superior construidos tapa a tapa, están diseñados milimétricamente para que cada centímetro cuadrado de su superficie se adapte a las diferentes partes del cuerpo. Sus rangos de temperatura se aclimatan al cuerpo, lo que permiten una respiración de la piel adecuada. Suelen ser una de las alternativas de mayor venta. 

Los que cuentan con tejido stretch premium son la propuesta más reciente y novedosa, se trata de una fabricación con núcleo de 20 cm que forma el sistema de apoyo y soporte. Los usuarios lo recomiendan con los ojos cerrados si lo que se busca es confort. 

Materiales y diseños innovadores

Los de espuma viscoelástica son probablemente otra gran inversión, ya que por su innovador proceso de espumación, son cómodos y adaptables a la anatomía humana, a la vez que resistentes y duraderos. 

Si algo hay que tener en cuenta, es que los colchones, del tipo que sean, tienen un período de caducidad. Los más expertos consideran que un colchón óptimo tiene una duración de entre 10 y 15 años, dependiendo de la casa de fábrica. 

Por motivos de salud, se recomienda hacer un cambio a tiempo, antes que los ácaros o cualquier otra variedad de bichos invadan la cama y sus accesorios. 

Elementos siempre asociados

Y si se trata de complementos, en los portales online también será fácil encontrar piezas varias como almohadas, muebles, alfombras, bases, pies de cama, sistemas de iluminación, sábanas, fundas nórdicas, cojines, mantas, edredones y rellenos de cojín.

Ocuparse del buen dormir jamás representará un gasto desmedido, al contrario, deberá ser una prioridad para quienes quieran un equilibrio de salud en su vida cotidiana.