ahorro led

Ahorrar en los gastos del hogar es un objetivo que todos nos fijamos para mejorar la economía doméstica. Pues bien, aunque parezca un reto imposible, lo cierto es que existen un amplio abanico de trucos que podemos aplicar para conseguir ahorrar en el consumo energético de nuestros aparatos y electrodomésticos.

Los mejores trucos para ahorrar en gastos del hogar

A continuación hemos recogido los mejores trucos para conseguir un gran ahorro energético, ¡vamos a conocerlos!

  • Electricidad: no hay ninguna duda de que buena parte de lo que pagamos al mes en facturas va destinado al consumo energético. Pues bien, una buena forma de ahorrar es apagar los electrodomésticos cuando no los estamos utilizando. No es suficiente con dejarlos en stand-by ya que siguen consumiendo, aunque sea poco.
  • Bombillas: las bombillas LED de rosca fina son una de las mejores soluciones para ahorrar. Si bien es cierto que su precio de venta es superior en comparación con otras bombillas, es una excelente inversión en el medio y largo plazo ya que consumen hasta un 80% menos de energía.
  • Agua: todos hemos oído mil y una veces que no hay que desperdiciar el agua. Pero aún así seguimos haciéndolo, aunque sea de forma inconsciente. Es fundamental cerrar el frigo cuando no lo estemos utilizando, por ejemplo, mientras nos lavamos los dientes o nos enjabonamos el pelo en la ducha. En apenas 60 segundos se pueden llegar a desperdiciar hasta 10 litros de agua.
  • Agua fría: si podemos elegir, debemos optar siempre por el agua fría en lugar de caliente. Los grifos mono mando son muy cómodos porque nos permiten mezclar el agua caliente y fría, logrando así una temperatura tibia en cuestión de segundos.
  • Climatización: por supuesto, si realmente queremos ahorrar en gastos del hogar no debemos abusar de la calefacción en invierno y del aire acondicionado en verano. La temperatura ideal para una casa es de 20 ºC. En el caso del aire acondicionado, la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior en ningún caso debe ser superior a los 12 ºC.
  • Aislamiento: una buena forma de ahorrar en calefacción y aire acondicionado es contar con un  buen aislamiento. Lo mejor es instalar ventanas de PVC con doble acristalamiento y sistema abatible de cierre. Así podemos reducir la pérdida de energía hasta en un 70%.
  • Eficiencia de los electrodomésticos: otro aspecto muy importante para reducir el consumo energético en el hogar tiene que ver con la eficiencia de los electrodomésticos. Siempre debemos adquirir aquellos cuya clase sea A+++. Aunque su precio de venta sea más caro, duran más tiempo y, además, nos permiten ahorrar energía.
  • Planificación: y, por último, la importancia de la planificación. Si hacemos un planning mensual de los gastos que realizamos, seguro que nos damos cuenta de que muchos de ellos son totalmente innecesarios. Es tan sencillo como controlar estos gastos.

El ahorro energético es fácil de conseguir si sabemos cómo hacerlo. Apostando por una buena iluminación LED, ahorro energético y consumo energético en electrodomésticos eficientes para nuestro hogar podemos obtener un gran ahorro en el consumo energético.