Cada vez son más las personas que se animan con los toldos para terrazas en sus viviendas. Así, resulta interesante conocer qué tipos de toldos existen, cada uno de ellos con sus propias características y ventajas. En la actualidad existe una variedad muy amplia de modelos, diseños y colores; para todo tipo de terrazas, así como gustos y preferencias.

tipos de toldos

¿Qué tipos de toldos para terrazas existen?

A continuación hemos recogido los diferentes tipos de toldos que existen.

Toldo brazo invisible

También conocido como toldo de brazos extensibles, es el sistema más demandado por parte de los particulares. Ofrece un amplio abanico de ventajas que resulta interesante conocer, como la funcionalidad y sencillez de uso. Se fabrica con aluminio de buena calidad y los soportes están anclados a la pared o al techo. Los modelos más actuales se pueden accionar mediante un mando remoto.

La única desventaja destacable de este tipo de toldos es que no puedes variar la inclinación. En función de lo que elijas en el momento de la instalación, el grado de inclinación siempre será el mismo. Solo puedes decidir sobre la apertura o cierre de la lona.

Toldo semicofre

El principal beneficio de este tipo de toldos tiene que ver con la estética. Durante el periodo que está en desuso la lona permanece guardada en un cajón de aluminio. La estructura es la misma que la del toldo brazo invisible, pero este además tiene un cajón fabricado en aluminio, que protege el tejido cuando no se está utilizando. Así evitas que se moje durante los días de lluvia, alargando con ello su vida útil.

Los modelos más innovadores del mercado permiten automatizar su mecanismo. Además, incorporan diferentes automatismos de seguridad, como sensores de viento y sol.

Toldo cofre

Este es el tipo de toldo para terrazas, tanto particulares como de hostelería, más sofisticado. Cuenta con una serie de perfiles que ocultan la totalidad de la estructura cuando la lona está cerrada, protegiendo así el tejido. Esto supone un punto muy importante a nivel estético ya que la estructura se puede fabrican en cualquier color y, además, la lona puede ser de distintos tejidos: PVC, acrílico, etc.

Tiene líneas muy modernas que se adaptan de forma precisa a cualquier ambiente, creando así un espacio de confort de lo más especial. Del mismo modo que los anteriores, se puede automatizar su funcionamiento.

Toldo monobloc

Este toldo está especialmente indicado para terrazas de mediano y gran tamaño. Su característica más destacada es la estructura reforzada, con un mayor número de puntos de anclaje. Estos puntos de anclaje, generalmente entre cuatro y ocho, sirven para alojar una barra, por la cual se desplazan los brazos. De este modo se distribuye el peso del conjunto hacia el centro, obteniendo así un mejor reparto y teniendo una mayor resistencia ante fuertes rachas de viento.

En este caso, es recomendable que el accionamiento sea motorizado dadas sus dimensiones. Por lo general, los toldos monobloc se fabrican a medida.