Las ventajas que aporta tener un aparato antihumedad en el hogar como un deshumidificador son cada vez más importantes. Es por ello, que desde www.deshumidificadores.net se han esforzado en llevar a cabo unos consejos útiles para no morir en el intento a la hora de escoger uno. Quedate con nosotros y descubrirás porque.

El aire y el mal ambiente del hogar pueden ser los causantes de que suelas tener congestión nasal, tos y sequedad en la piel o la garganta. Para paliar estos efectos, este artículo es la solución perfecta frente al moho y las alergias. 

Espacio donde se va a utilizar

Antes de comprar un deshumidificador, debes tener en cuenta el espacio donde se va a utilizar. Lo ideal es colocarlo en las habitaciones más húmedas de la casa, especialmente los baños y las zonas menos ventiladas. Esa habitación debe tener las puertas y las ventanas cerradas para que el aparato pueda hacer mejor su trabajo y sea más eficiente.  

Dependiendo de las dimensiones del espacio, tendrás que ver que modelos es el adecuado para tu estancia. Hay aparatos que tienen más o menos potencia o un mayor o menor nivel de deshumidificación. Si vives en una zona muy húmeda, lo ideal sería comprar un aparato capaz de absorber bastante agua al día. Es por ello que se dividirian por tamaños, a mayor tamaño, mayor capacidad de humedad es posible absorber. Los modelos medianos y grandes están recomendados para espacios de la casa como un salón, un sotano o una habitación principal. Estos modelos son acapaces de eliminar de 15 a 36 litros al día.

En caso de duda, lo mejor es optar por un modelo grande, ya que así, no nos vamos a quedar cortos y vamos a poder usar todo el potencial que el aparato nos ofrece.

La solución definitiva para el moho, la humedad y las alergias

Una humedad relativa por encima del 60% favorece la aparición y el crecimiento de hongos y ácaros que pueden provocar alergias y asma. Pero no solo tu salud está en juego. Este exceso de humedad también afecta a los muebles, las paredes y el techo de la casa, además de a las plantas y animales que vivan en ella. 

El deshumidificador es un aparato que reduce el riesgo de sufrir alergias y asma, mejora el confort térmico de la casa y ayuda a prevenir la aparición de humedades y manchas de moho en las paredes. Es por eso que si tu hogar tiene una humedad relativa superior al 60%, necesitas del uso de un humidificador. 

Conclusión

En definitiva, hacerse con un deshumidificador es la mejor opción para solucionar los problemas de humedad que tienes en casa. Para su compra, deberás tener en cuenta su grado de deshumidificación, la capacidad del depósito y sus funciones y características. Es preferible, además, comprar un aparato que sea capaz de purificar el aire de las estancias de la casa.

El uso de un deshumidificador te permitirá disfrutar de una mayor calidad de vida en el hogar, sobre todo si tienes problemas de asma o alergias.