colchon

¿Sabes que vas a pasar muchos años de tu vida durmiendo? Se calcula que una persona que vive 80 años pasará nada más y nada menos que 26 durmiendo. Si a esto le sumamos la importancia que tiene dormir bien para disfrutar de una buena calidad de vida, parece lógico pensar que elegir los mejores colchones baratos online es esencial. 

Si estás pensando en cambiar tu colchón, seguro que te interesa conocer dónde comprar colchones baratos en internet y qué tipo de colchones existen.

Los diferentes tipos de colchones que existen

De muelles

Los colchones de muelles son unos de los más demandados de todos ya que distribuyen el peso del cuerpo de manera uniforme. Por lo tanto, evitan las tensiones y presiones en zonas como las cervicales o las lumbares. Además, este tipo de colchones tienen una excelente ventilación interior, así que son ideales para todo el año y, además, evitan la proliferación de ácaros y otros microorganismos. 

Los muelles de hilo continuo son fantásticos porque ofrecen una excelente firmeza. En camas de matrimonio distribuye el peso de las personas de manera totalmente uniforme, así que tendrás la sensación de estar durmiendo solo. 

Látex

En el mercado puedes encontrar colchones de látex tanto natural como sintético. Se trata de un material muy elástico. Sobre este colchón te sentirás firme pero bien adaptado a la forma de tu cuerpo porque distribuye el peso de maner uniforme. Debes saber que el látex es un material que requiere de mucha ventilación. 

Espuma HR

¿Has oído hablar de los colchones de espuma HR? Este es un material muy flexible que te recomendamos si te gusta dormir sobre una superficie blanda. Aporta una firmeza media y es perfecto si te mueves mucho mientras duermes. A la hora de elegir este tipo de colchón debes tener muy en cuenta su densidad. Lo ideal es que sea de al menos 30 kilos para que tenga una larga vida útil. 

Viscoelástico

No existe el núcleo 100% viscoelástico porque el material no tiene la consistencia suficiente para soportar todo el peso corporal. Por lo tanto, se utiliza este material para reforzar otros núcleos porque el viscoelástico se amolda de maravilla al cuerpo. En cuanto te levantes notarás que el colchón recupera su forma original en cuestión de segundos. 

¿Qué colchón es mejor?

Respondiendo a la pregunta de qué tipo de colchón es mejor, lo cierto es que no hay una respuesta definitiva. Todo depende de cuál sea tu postura a la hora de dormir, así como de tus preferencias y necesidades. 

Hay tres aspectos clave en los que debes fijarte. Por un lado la transpirabilidad, muy importante tanto para la conservación de las propiedades del colchón como para tu comodidad. En este sentido, los de látex, espuma HR y viscoelástico son los mejores. 

Por otro lado, la adaptabilidad: suavidad y firmeza. Puedes encontrar colchones de espumas muy firmes, mientras que hay otros que aportan una sensación de confort muy ligera.

Y, por último, la temperatura. Si eres una persona calurosa, actualmente existen colchones con partículas de gel que reducen la temperatura del colchón. 

En cualquier caso, es importante que apuestes por un colchón de calidad, con tratamiento antihumedad y antiácaros para alargar su vida útil. Incluso hay algunos modelos con tratamiento relax para que te sientas aún más cómodo.

Por último, queremos resaltar que el descanso es esencial para todo el mundo. Si realmente quieres tener una vida llena de energía, tanto física como mental, es imprescindible que tengas un colchón 100% adaptado a ti. Descansar mal supone un gran malestar y poco a poco irá repercutiendo en tu calidad de vida.