Consejos para mantener y proteger los cerramientos metálicos de tu finca

por Rubèn

Los cerramientos metálicos para tu finca son muy populares para diferentes usos, no solo por su atractivo estético, sino también por los beneficios que proporcionan. La razón por la cual el metal se usa tan comúnmente para los edificios es que es un material muy económico que no solo puede resistir las condiciones adversas, sino que también se encuentra a la pintura o tinción de alta calidad. Sin embargo, los recintos metálicos deben mantenerse adecuadamente para garantizar la máxima protección a los contenidos dentro. Puedes consultar a profesionales como Cerramientos Enjo, en este artículo encontrarás algunas cosas que debes considerar al mantener los cerramientos metálicos de tu finca.

Mantenimiento de los cerramientos metálicos

Pintura

Al igual que con cualquier estructura de metal, un recinto metálico debe estar mantenido regularmente con una pintura protectora o laca. Esto ayudará a evitar que la oxidación afecte a la estructura. También es aconsejable instalar puertas y ventanas que estén fuertemente aseguradas. El recinto metálico también deberá pintarse con un color apropiado resistente a la oxidación. Una vez que se haya pintado toda la estructura, las puertas, ventanas e incluso los graneros deben estar protegidos de los elementos.

Mientras pintas el recinto metálico, debes asegurarte de que no recortas en gastos y en la compra de productos de calidad. Los productos de construcción de metales, como las puertas y las ventanas, deben comprarse a proveedores y fabricantes de buena reputación. Sería imprudente recortar presupuesto en un cerramiento por su importancia y terminar con puertas y ventanas metálicas de baja calidad que no puedan soportar la peor parte de las condiciones climáticas adversas. Además de ser una inversión económica, también son de larga duración.

Resistencia a la oxidación

La condición de la estructura de metal determinará la cantidad de mantenimiento que tendrás que hacer para mantenerlo de forma correcta. Si el recinto metálico se pinta simplemente con una pintura ordinaria, necesitarás un mantenimiento mínimo. Si tienes que cubrir todo el recinto metálico con un líquido resistente a la oxidación, puede ser necesario cubrir los graneros también con el mismo material. El metal se volverá aún más resistente si colocas un revestimiento de poliuretano sobre él. Este recubrimiento protegerá sus graneros de la acumulación de óxido y cualquier otro elemento externo.

Secado y recubrimiento con poliuretano

Para los cobertizos hechos de metal, hay medidas adicionales que debes tomar para mantenerlo en condiciones prístinas. Primero, debes dejar secar completamente el recinto metálico. Esto te ayudará a evitar que cualquier forma de humedad se vea en ella. Durante esta etapa, también puedes aplicar el borato de poliuretano o una sustancia similar a la estructura metálica para protegerlo de cualquier agua que pueda causar que se pudra. Esto también prolongará la vida útil de tu recinto metálico.

Cuando hayas acabado con el procedimiento de secado, asegúrate de haber limpiado correctamente la estructura metálica. Puedes emplear una pintura en aerosol para cubrir cualquier pieza metálica desnuda de la estructura. Esto te ayudará a crear un aspecto rústico que será atractivo para tu mercado objetivo. Sin embargo, si deseas que tus cobertizos proyecten una imagen más profesional, entonces puede elegir pintar el recinto metálico con un recubrimiento de melamina. Este es un acabado duradero que puede proteger tu estructura de metal. Sin embargo, si optas por esto, es importante que realices un buen trabajo de pintura para que no necesites volver a pintar el recinto metálico nuevamente durante bastante tiempo.

Consejos finales para el mantenimiento de tus cerramientos al aire libre

Por último, puedes necesitar que tus estructuras de metal se queden expuestas al aire libre. Un viento firme puede hacer que la estructura metálica quede libre de polvo y óxido. Si lo deseas, puedes poner lonas o papel de aluminio sobre los recintos de metal para evitar que la humedad se filtre en la estructura. Esto definitivamente ayudará a proteger tu estructura de metal de cualquier daño posible provocado por la humedad.

De hecho, tener cerramientos de fincas de metal es beneficioso en varios niveles. Además de poder ahorrar mucho dinero en la compra de otros nuevos de vez en cuando, la estructura también permanecerá en condiciones prístinas durante bastante tiempo. Puede pintarlos fácilmente con el color correcto para proyectar una impresión que sea propicia para la fuerza y la protección. Solo asegúrate de obtener la protección correcta para que tu inversión dure durante mucho tiempo.

No dejes de visitar