El mundo está creciendo, la introspección de los pequeños detalles ha ido en aumento y esto lo podemos ver en muchos aspectos, principalmente, en aquellos que hace 50 años eran considerados “banales”, como la decoración y el diseño de interiores, y ahora se consideran aspectos importantes que afectan el estado anímico de las personas.

Lo que, hace años, era considerado como un lujo, hoy en día es considerado un factor importante para la salud mental de una persona, por esta razón, hemos visto como en los últimos años el mercado generalizado de artículos para la decoración se ha ido segmentado y convirtiendo en un mercado especializado.

¿Por qué comprar en tiendas especializadas?

Los mercados especializados poseen tres ventajas fundamentales sobre el mercado generalizado:

1. Oferta más extensa.
2. Asesoría especial.
3. Originalidad.

Cuando se trata de decoración, tener estas ventajas a favor siempre es un plus a la hora de comprar.

Pongamos un ejemplo muy común.

A veces, sentimos la necesidad o estamos en la obligación de reestructurar la decoración de nuestro hogar y por algún impedimento no podemos contratar a un especialista. Lo que automáticamente hacemos es buscar ideas en internet e ir a estas tiendas, pero no siempre encontramos los mismos artículos que vemos en nuestra foto de internet.

Aquí, es donde entran nuestras tres ventajas: primero, podemos recibir la asesoría experimentada de los vendedores en cuanto a las texturas, patrones y colores, por otra parte, podemos encontrar artículos únicos que combinen con el estilo que escogimos y se adapten a nuestra personalidad.

Los pequeños detalles hacen la diferencia en el ambiente

Una vez seleccionado el color perfecto, el mobiliario ideal y los accesorios que van a juego, hay un pequeño detalle que generalmente dejamos de último y le damos poca importancia, pero es el detalle definitivo del que depende la armonía de la decoración: la alfombra, sí señores, ese pedazo de tela es la piedra angular que definirá el ambiente de tu hogar y unirá todos los elementos aislados.

Los amantes de las alfombras sabemos que, primero, el tamaño sí importa; segundo, no cualquier material es bueno; tercero, las alfombras tienen la capacidad de absorber o emitir calor.

Comprar una alfombra no es tan fácil como parece y debemos tomar en cuenta los factores anteriores. Al ir a una tienda de alfombras especializada, el asesor podrá encontrar un balance entre la referencia de lo que te gustaría y las posibilidades que hay en la tienda, además, podrá evaluar la alfombra indicada según el tamaño de tu apartamento y el espacio utilizado en mobiliario, así como también las necesidades de climatización. Por si fuese poco, los asesores escogen el material de la alfombra según las condiciones de lavado que prefieras, si posees o no mascotas, entre otras necesidades o requerimientos que tengas.

Una de las ventajas más grandes de las tiendas especializadas en alfombras es la calidad. En estas tiendas no te encontrarás alfombras que se pueden deshilachar a los días o que con el paso, el tejido se vuelva opaco y áspero.