Plantas aromáticas para la decoración del hogar

por Rubèn

A diferencia de los que muchas personas creen, las plantas aromáticas no son exclusivas ni de los huertos ni para cocinar, de hecho, actualmente son muy utilizadas en la decoración del hogar, al punto que te sorprenderá descubrir todo el protagonismo que han cobrado, incluso es los espacios menos pensados de la casa.

Es que, estaremos de acuerdo que en su mayoría, este tipo de plantas son muy bonitas, por lo que como elemento decorativo son estupendas, además huelen muy bien y, como se puede leer en Blom Market, las plantas aromáticas en macetas para casa son muy fáciles de cuidar y tienen muchos beneficios.

Por nuestra parte, a lo largo de esta entrada te enseñaremos cómo usar plantas aromáticas para la decoración del hogar y el jardín.

Albahaca

Con su pequeño tamaño, su color verde brillante y su aroma inconfundible, definitivamente la albahaca tiene todo para ser una planta decorativa. Esta puede colocarse en habitaciones, cocina y salón, preferiblemente cerca -pero, no junto- de las ventanas.

Por supuesto, también son ideales para decorar tu terraza y jardín, bien sea plantadas en una maceta de suelo o en una colgante.

Lavanda

La lavanda es de esas plantas que tienen mucha personalidad y energía propias, por lo que si buscas una planta decorativa con tales características, esta es la indicada. Eso sí, debido a que necesita mucho sol y a que crece bastante, debes considerar que lo más conveniente es utilizarla para decorar tu jardín, preferiblemente en una maceta de suelo sencilla, que no desvíe la atención de sus espigas violetas.

Otra buena idea es cortar un ramo de sus flores y colocarlas en un florero para decorar una mesa o repisa.

Menta

Las plantas de menta son encantadoras y no solo por su aroma que llena de frescor cualquier espacio donde se coloquen, sino también por sus pequeñas y delicadas hojas. Esta planta es común verla en cocinas, aunque también pueden colocarse en el salón, en un balcón e incluso, en la sala de baño, tanto para decorar como para aromatizar.

Tomillo

Si bien el tomillo es un ingrediente delicioso para diversas recetas de cocina, también es perfecta para la decoración, sobre todo en los exteriores del hogar, por lo que si tienes un jardín o una terraza a los que les quieras dar un toque único, al mismo tiempo de impregnar de un exquisito olor el ambiente, esta es la planta que estás buscando.

Perejil

Eso de que el perejil solo sirve para las comidas no es tan cierto, de hecho, al día de hoy es muy valorada como una planta decorativa, tanto así que es probable que en este momento algunos de tus amigos y familiares la estén utilizando para embellecer su hogar.

El perejil tiene un color verde brillante y un olor muy característico que transmite mucha energía al entorno. La recomendación es que la sitúes cerca de una ventana para que pueda recibir sol.

Orégano

Para la decoración de exteriores, las plantas de orégano no tienen desperdicio, de hecho, se ven muy bien tanto en terrazas, como en balcones y jardines. Tal es su belleza, que ha sido de las primeras plantas aromáticas en ser utilizadas como parte de la decoración de la casa.

Romero

De los beneficios del romero tanto para la salud y la estética, como para la cocina se sabe bastante, pero, ¿sabías que justo ahora es una planta decorativa muy valorada? Pues sí, ya que su estructura leñosa, su follaje y sus pequeñas flores que pueden ser de varios colores (púrpuras, rosas, blancas o azules) le dan vida y mucha armonía al lugar donde se dispongan.

Eso sí, al ser una planta de sol, lo mejor es que la uses para adornar tu jardín, terraza o balcón.

Cilantro

Son muy pocas las personas que pueden resistirse a los encantos del cilantro y ahora, no solo por el gusto y olor que aportan a las comidas, sino también, porque al igual que el perejil, esta planta aromática tiene un gran potencial decorativo.

Una idea muy bonita es sembrarlo en una pequeña maceta de estilo rústico y situarla cerca de una ventana en la cocina, en el jardín o en cualquier lugar de la casa

No dejes de visitar