Papel pintado y papel tapiz para paredes de interiores

por Rubèn

Hoy en día hay muchas alternativas para todo, y entre ellas tenemos las diferentes opciones que nos brinda el papel a la horade decorar un interior. Desde papel pintado vintage hasta diseños y estampados de todo tipo de colores, son la moda hoy en día, y lo mejor es que son más económicos e incluso más duraderos que la pintura.

Tipos de papeles para interiores

Existe todo tipo de papel para interiores. Está en primer lugar el papel tapiz, que es tal vez la forma más clásica de papel para interiores, se trata de algo que desde hace muchos años se utiliza como una alternativa a la pintura.

También existe lo que se conoce como papel pintado, que responde a una tendencia mucho más actual y donde los estampados y las decoraciones pueden ser desde muy modernas hasta de tipo de papel vintage.

Sea cual sea tu elección, lo mejor de todo es el papel tapiz o el tapiz de pared siempre es muy económico en muchos sentidos, y esa es apenas una de las muchas ventajas que puede tener el papel tapiz.

Ventajas del papel pintado y papel tapiz

Como ya se ha dicho, el papel pintado y el papel tapiz tienen muchas ventajas cuando de decorar interiores se trata. En primer lugar, el papel pintado es genial porque se puede escoger toda clase de estampado o ilustraciones, algunas incluso son personalizadas y adaptadas al estilo de la persona que las compra.

Cuando se utiliza papel tapiz en vez de pintura, se gasta muchísimo menos, ya que el papel matiz es más barato. Pero no solo los materiales ayudan en la economía sino también el proceso. Pinta puede resultar un poco cara en muchos sentidos, no solo por la pintura sino también por aspectos logísticos que se deben tomar en cuenta al pintar paredes.

Cuando utilizas papel tapiz en vez de pintura, los tiempos de instalación son muy breves comparados con todo lo que implica pintar paredes, ya que no solo debe hacerse con mucho cuidado para no manchar el piso y otras superficies del interior, sino que también hay que esperar que la pintura se seque, y los fuertes olores pueden ser incluso perjudiciales para las personas del lugar.

Entonces, el papel tapiz y el papel pintado no ofrecen otra cosa que ventajas y beneficios. Entre ellos, todo lo logístico, el precio y también la estética. Los papeles pintados para paredes pueden ser de todo tipo de decoraciones, entre ellos desde las más vistosas hasta las más neutrales.

Además, si instalas papel tapiz lo puedes hacer por ti mismo. Esa es una gran ventaja cuando deseas ahorrar porque puedes comprar un papel tapiz o pintado de muy bajo costo, y además hacer tu mismo el proceso de instalación para que todo sea todavía más barato.

De ese modo, ahorras tiempo, dinero y esfuerzo. El papel tapiz además es muy fácil de quitar, porque sigue siendo una gran alternativa en muchos sentidos.

No dejes de visitar