Paneles solares, una alternativa de autoconsumo y ahorro para el hogar

por Rubèn

Actualmente, las energías renovables se están convirtiendo en una alternativa cada vez más necesaria. Por un lado, su impacto en el planeta es nulo frente a los combustibles fósiles y las energías no renovables que contaminan la naturaleza. Por otro lado, el aspecto económico es importante, ya que cada vez son menos las fuentes y la cantidad de recursos que se extraen de las energías no renovables, y esto encarece sus precios. Por ello, las energías renovables, como la energía solar, son más necesarias que nunca, y la tecnología y los medios de distribución cada vez son más efectivos y avanzados.

En el caso de la energía solar, los paneles solares están cada vez más extendidos. En su origen solo eran utilizados en grandes superficies y como elementos para la obtención de energía en grandes centrales eléctricas. Pero, a día de hoy, existen varios modelos de paneles solares, entre ellos, los que se destinan a la instalación en hogares. 

Veamos a continuación algunas de las ventajas de esta fuente de energía y cómo repercute en la economía de nuestro hogar.

Ventajas del autoconsumo

La principal ventaja del autoconsumo en casa radica en la cantidad de energía empleada y, por ende, deriva en un gran ahorro en nuestras facturas. En cuanto a la efectividad de la energía de las placas solares, puede llegar a cubrir un 40% en el caso de usuarios particulares, y un 70% en el caso de administraciones. Y el gasto eléctrico se reduce entre un 50 y un 70%, ya que esta energía es más eficaz en cuanto a su transformación y uso.

Al tratarse de un asunto que pone solución a un problema actual, en España existen ayudas para la instalación de paneles solares, por lo que esta posibilidad puede ser más abarcable de lo que pensabas, siendo entre un 40 y un 50% en el caso de los particulares, y entre un 15 y un 45% en el caso de empresas.

Aunque nos encontremos en los meses de menor luz diaria, los paneles solares serán altamente sensibles a la energía lumínica, por lo que podrán transformar esa energía en electricidad durante todo el año.

A diferencia de otras instalaciones, los paneles solares no necesitan mantenimiento ni limpieza, por lo que pueden llegar a tener una garantía de hasta 20 años.

Ahorro de los paneles solares

En el caso de que la energía recolectada supere la energía consumida, los sistemas de almacenaje de energía permiten que desde nuestras instalaciones se venda esta energía a empresas comercializadoras de electricidad, y así obtener un beneficio económico directo más allá del descuento en nuestra factura.

Hay que tener en cuenta que la instalación de los paneles solares y los paneles en sí, corresponden a un precio un poco elevado, y que la recuperación se logra a medio o largo plazo, entre los 7 y los 15 años. Se trata de una inversión que se recupera con total seguridad, pero con el paso del tiempo. Sin embargo, hay empresas especialistas como Solfy, que aseguran que se puede llegar a ahorrar hasta un 70% del consumo, lo cual es un porcentaje óptimo, por lo que se puede llegar a ahorrar hasta 400 € al mes.

Una vez lograda la independencia energética, conseguiremos un ahorro total en servicios de mantenimiento de instalaciones o gastos en concepto del suministro de la energía, que podremos ver en nuestras facturas. Las instalaciones de paneles solares apenas necesitan mantenimiento, y el suministro procede de tu propia instalación, por lo que no necesitarás una empresa que cobre por el servicio de suministro.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, tanto desde el punto de vista ecológico, como desde el punto de vista económico, los paneles solares son una de las alternativas del futuro en cuanto al cuidado del planeta y poder seguir utilizando energías que nos permitan seguir con nuestra día a día, con el fin de que funcionen nuestros electrodomésticos y todos los demás aparatos eléctricos, para que podamos contar con todas las comodidades modernas.

No dejes de visitar