Si vas a reformar tu casa, es el momento de conocer todas las ventajas que ofrecen los electrodomésticos integrables. La cocina es una estancia en la que se acumulan un gran número de elementos tanto funcionales como decorativos muy diferentes entre sí. Es por ello que resulta tan importante que todos tengan una cierta coherencia decorativa para crear sensación de ligereza y limpieza.

Razones para apostar por los electrodomésticos integrables

A continuación hemos recogido cuáles son las principales ventajas que aportan los electrodomésticos integrables. La principal ventaja es la estética ya que con ellos conseguirás una “fachada” armoniosa y uniforme. Y es que los electrodomésticos quedan ocultos bajo la puerta de otro supuesto mueble más de la cocina. Sirvan de ejemplo los lavavajillas integrables de AEG 

Minimalismo

El estilo minimalista se impone en las viviendas del siglo XXI. Un diseño que ha llegado para quedarse, con el “menos es más” como base principal. Por lo tanto, la mejor solución en la cocina es que los electrodomésticos no estén a la vista. Una de las principales razones para apostar por los electrodomésticos integrables es que se colocan, por ejemplo, y quedan ocultos bajo puertas del mismo color y acabado que el resto de los muebles de la estancia.

El horno y el microondas requieren de ventilación. Aun así, existen soluciones innovadoras para que ambos electrodomésticos queden perfectamente integrados con el mobiliario. Una de las más demandadas es el uso de embellecedores.

Efecto visual uniforme

Una de las grandes ventajas de este tipo de electrodomésticos en la cocina es que generan un efecto visual uniforme. Esto es muy importante para crear sensación de limpieza y ligereza.

Ahorro de espacio

Las casas actuales por lo general son más pequeñas que las de nuestros abuelos. Es por ello que resulta tan importante aprovechar al máximo cada centímetro disponible. En cocinas pequeñas, algunos electrodomésticos como el microondas suelen estar colocados sobre la encimera. Sin embargo, apostando por los microondas integrables, es posible ubicarlo en las columnas, aprovechando así los espacios superiores y liberando la encimera.

Sensación de limpieza

Es precisamente la cocina una de las estancias del hogar en la que mayor suciedad se acumula. Así, es fundamental hacer todo lo que está en nuestra mano por crear la mayor sensación de ligereza posible. Si el frigorífico, el lavavajillas, la lavadora y la campana extractora quedan completamente ocultos, la cocina parecerá mucho más limpia y ordenada.

Cocina abierta al salón

Actualmente, cada vez son más quienes se animan a abrir la cocina al salón, creando así un espacio único, amplio y con buena luz natural. En este caso, los electrodomésticos integrables se convierten en un mueble más, consiguiendo así una gran armonía visual en el conjunto de ambas estancias.

La organización de la cocina con electrodomésticos integrables es una gran opción que deberías valorar. La principal consecuencia del uso de estos es que genera un efecto visual ligero y uniforme. Conseguirás un espacio mucho más armonioso y, además, si tienes niños pequeños en casa, más seguro porque es más difícil acceder a los botones.