Murales hechos a mano para jardín

por Rubèn

Si estás pensando en decorar tu jardin debes valorar las diferentes opciones que tienes para hacerlo de la forma más elegante y acorde a tus gustos, tus estilo de vida y decoración que has escogido para tu terraza o jardín exterior. Sea como sea tu espacio exterior, ya sea que tienes piscina o que es todo paisajístico con césped y naturaleza o tienes árboles frutales, en cualquiera de estos casos, puedes alegrar tus paredes y hacerlas combinar mejor con el entorno con murales para jardín pintados a mano.

¿Por qué un mural pintado para mi jardín?

Un mural pintado es una forma innovadora y rompedora de decorar tu jardín. De hecho, de esta forma puedes conseguir dos objetivos al mismo tiempo: por una parte, vas a conseguir que tus paredes cobren vida, que tengan color y eso se agradece y mejora notablemente el espacio y la armonía. Por la otra, aportas un elemento disruptivo dentro de tu jardín, generando un extra en la decoración de tu espacio.

Ventajas de pintar un mural en el jardín

El pintado a mano de un mural en tu jardín es una forma mucho más económica de decorar tu espacio exterior. Con este mural vas a conseguir diferentes objetivos positivos para tu casa como ya se ha explicado con anterioridad. Pero te añadimos algunas ideas más que te pueden servir de ayuda para decidirte y ver las ventajas que tienen estos proyectos.

Por ejemplo, el mural ayuda a dar color a espacios que normalmente son monocromáticos y que pierden intensidad precisamente por la homogeneidad que presentan. En cambio, añadiendo arte, añades valor a tu casa a la vez que generas un punto de contraste realmente fuerte que puede ayudar muchísimo a mejorar el aspecto de tu jardín. Vas a generar un impacto muy positivo en tus visitantes y el espacio va a ser mucho más acogedor y agradable para estar.

Por otra parte, también apoyas a artistas a la difusión de su obra y eso va a generar un ambiente positivo, ya que no solo das valor económico a tu hogar sino que también se convierte en un valor artístico y realza tu calidad personal y también el de tu vivienda. La inversión en un mural en el jardín, es definitivamente, una idea estupenda con múltiples ventajas para todos los implicados.

¿Qué pintar en un mural para el jardín?

Es mejor dejar trabajar a los profesionales y que busquen cuál es el mejor escenario que pueda encajar con tu jardín. Aún así, debes pensar el presupuesto con el que cuentas y ser realista con las expectativas respecto a este mural. Hay diferentes opciones con las que puedes jugar, desde seguir el patrón de lo que no cubre la pared, generando la idea de continuidad del espacio o bien un mural pintado a mano que encaje con el paisaje interno de tu propio jardín.

Puedes optar por otras opciones menos estéticas pero que se más de tu gusto, en definitiva, tú vas a ser el que decida. Debes estar convencido ya que una vez que se haya pintado vas a tener que convivir con el mural un largo tiempo. La recomendación es dejarse asesorar por los profesionales que te pueden ayudar a tomar buenas decisiones con las que puedas estar contento para siempre.

Más ideas para decorar tu jardín con un mural pintado a mano

Hay algunos complementos que puedes utilizar una vez ya estés convencido del mural que quieres en la pared de tu jardín. Por ejemplo, puedes comprar algunos elementos decorativos que el artista plasme en el mural, así las personas invitadas a tu jardín lo podrán reconocer y ganará valor. También puedes disponer de las plantas que se pinten en el mural. Incluso una muy buena idea, sería aprovechar la gama cromática de la obra de arte para escoger el resto del mobiliario y decoración que pongas en tu jardín.

Lo más importante es añadir contrastes y texturas a lo largo y ancho de tu jardín, con colores que combinen entre sí, no hace falta escoger una gran paleta, con tres o cuatro colores bien encajados puedes conseguir un jardín de ensueño que te permita disfrutar con tu familia y con tus invitados. ¡Da el paso y haz que pinten un mural en tu jardín!

 

No dejes de visitar