Muebles a medida, la artesanía sigue estando de moda

por Gemma

Hasta hace unos años, lo normal en el mundo de la decoración y de los muebles era contratar a un carpintero para que nos hiciera los muebles a medida, teniendo en cuenta la grandaria de nuestras estancias. Cone l paso del tiempo, esto ha ido cambiando, sobre todo con la proliferación de grandes tiendas de muebles y el hogar que han revolucionado el mundo de la decoración. Pudiendo comprar muebles baratos en lugares como Ikea, quién piensa ya en los ebanistas y carpinteros que hacen muebles artesanales? No obstante, con la vuelta del vintage y lo clásico, la artesanía sigue estando de moda, algo que hace que cada vez hayan más personas interesadas en encontrar carpintero en Oviedo, Madid, Barcelona… ¡Da igual la ciudad donde vivas! Apostar por lo hecho a mano es tendencia.

muebles a medida

via: http://carpinterovalladolid.es/cajoneras-a-medida/

Ventajas de los muebles a medida

Existen muchas ventajas de los muebles a medida, pero una de las más importantes es el hecho de que se adapta a la perfección a las medidas de las habitaciones, por lo que si son pequeñas o tienen una forma singular, un carpintero o ebanista podrá cumplir a la perfección con nuestras exigencias, algo que si compramos un mueble fabricado de antemano, nunca conseguiremos.

Otra gran ventaja de los muebles a medida es que tendremos muebles originales y únicos, no como en Ikea u otras tiendas similares, más de uno compartimos mesitas auxiliares, camas y muebles con miles de personas que compran en estas tiendas tan populares. Si quieres dar un toque diferenciado a tu hogar, apostar por muebles hechos por ebanistas o carpinteros es una opción muy buena.

Por último, otra ventaja que tenemos que tener en cuenta de contratar carpinteros en Valladolid, Sevilla o la ciudad en la que vivamos, es la calidad de los muebles y armarios. Los muebles que se trabajan de forma manual suelen ser de muy buena calidad, solo tienes que comparar los muebles de nuestros abuelos, que duraban décadas y los nuestros, que enseguida se desconchan o astillan.

No dejes de visitar