Miniguía para aprender a soldar en casa

por Rubèn

Esta es una miniguía para usar en trabajos caseros y bricolaje las máquinas inverter para soldar con electrodo e hilo. Las máquinas soldadoras inverter son la última tecnología para soldar metales usando corriente continua. Hasta hace pocos años atrás, el mundo de la soldadura eléctrica lo dominaban las máquinas de soldar de corriente alterna, generando un arco eléctrico mediante un electrodo revestido con material fundente para impedir la contaminación de la soldadura al momento de fundirse el electrodo para unir los metales. Esta tecnología de soldadura eléctrica se conoce como MMA (Manual Metal Arc).

La tecnología inverter permite el uso de los electrodos revestidos de fundentes, clásicos de la soldadura MMA, y el uso de un carrete de hilo de metal como soldadura. Está última tecnología, se denomina soldadura MIG (Metal Inert Gas). A diferencia de la soldadura de electrodo, soldar con hilo requiere usar una mezcla de gas inerte. Aunque existen hilos para soldadura inverter revestidos con una película química que reemplaza el uso del gas, el acabado resultante es de inferior calidad a las soldadoras de hilo con gas.

Cómo usar en casa una soldadora inverter de electrodo

Las soldadoras de tecnología inverter son herramientas con una duración de vida útil promedio de 10 a 15 años. Las hay de bajos precios, fabricadas con funciones básicas estándar con salidas de 120, 140, 160, 180 y 200 amperes. Estas configuraciones sirven para realizar trabajos no muy exigentes, permitiendo acabados profesionales de calidad estética mediana, con poca inversión económica. Estas soldadoras baratas tienen sus limitaciones. Son lentas, con pequeños saltos y dificultades ante determinados grosores del metal, obligando repasar la soldadura.

La máquina de soldar inverter de electrodo, puede ser configurada de dos maneras. La conexión normal universal consiste en conectar el cable de la pinza de masa a la salida negativa de la máquina de soldar, y conectar el cable de la pinza del electrodo a la salida positiva de la máquina soldadora. Dependiendo del tipo y dificultad de la soldadura a realizar, se puede trabajar con la polaridad invertida. Esto quiere decir que al configurar la soldadora inverter de electrodo, la pinza de la masa se conectará a la salida positiva y el cable de la pinza porta electrodo a la salida negativa.

Una vez conectada la soldadora inverter de electrodo a la red eléctrica y puestos los cables de masa y la pinza porta electrodo en las salidas negativa y positiva, lo siguiente, antes comenzar a trabajar, es tomar las medidas de seguridad de protección básica. Ponerse un delantal cobertor de pecho para detener la radiación ultravioleta. Usar guantes protectores de carnaza, botas de seguridad o polainas protectoras del calzado. Importante es una careta protectora para la cabeza, la que debe tener buena visibilidad de la pieza a soldar antes y durante el arco eléctrico. Lo más seguro es usar una máscara para soldadura eléctrica profesional.

Conectada la máquina y protegida la persona, se procede a soldar las piezas, perfiles, platinas, chapas, tubos o alambres de hierro. La soldadura eléctrica inverter de electrodo, se realiza desplazando la pinza del electrodo en movimiento de semiluna, con un recorrido de vaivén lateral uniforme realizado a una altura donde sea posible mantener un arco eléctrico constante de material fundente fluido. Lo anterior se realiza al mismo momento de desplazar el arco eléctrico en dirección de izquierda a derecha sobre el material a soldar.

Una vez soldada la pieza es necesario quitar del cordón de soldadura la cascarilla de residuo resultante, dando golpes a la soldadura con un pequeño martillo picador y pasar un cepillo de alambre para limpiar la soldadura. Luego, se vuelven a repasar los desperfectos, huecos y las fallas de material dejados en el cordón de soldadura.

Funcionamiento y uso de las soldadoras de hilo

Las máquinas soldadoras inverter de hilo sueldan mediante la fundición de un hilo metálico revestido con cobre u otro material conductor de electricidad, junto con un gas para mantener la soldadura libre de contaminación. Este tipo de soldadura conocida como soldadura tipo MIG, requiere adquirir una botella de gas adicional, con su respectiva manguera, conexiones y regulador de presión. Aquí puedes encontrar mucho más sobre ellas.

Existen botellas de gas desechable si el uso es puntual y no demanda muchos puntos o cordones de soldadura. Las soldadoras de hilo con gas adicional proporcionan un cordón de soldadura de acabado profesional. No requiere limpiarse con el cepillo de alambre, ni darle golpes con el martillo picador de cascarilla, porque el cordón y puntos de soldadura quedan completamente limpios. Las soldadoras de hilo de bajo precio se fabrican con funciones limitadas para usos determinados de bricolaje en casa.

La soldadura de hilo también se puede realizar sin usar gas. Existe un tipo de hilo revestido con una capa de materiales para realizar la función del gas impidiendo la contaminación de la soldadura. Esta soldadura es buena, pero de acabado inferior al de hilo con gas. La calidad de la soldadura de hilo depende del ajuste de la tensión de resistencia al giro del carrete de hilo, el ajuste de la potencia del motor de impulso del hilo y el cilindro de giro con el hilo alineado en el canal superior correspondiente al diámetro del hilo utilizado.

Tal como en las soldadoras inverter de electrodo, las de hilo también exigen unos pasos previos antes de trabajar. Lo primero, ajustar la tensión de resistencia de giro del carrete de hilo. Después, ajustar el cilindro de giro acanalado, haciendo pasar el hilo por la canal del grosor del hilo usado. Para ello, se retira la cubierta de la soldadora. Una vez despejado el sistema del hilo, se retira el seguro de paso del hilo y se introduce el hilo del carrete por un conducto cilíndrico con boquilla intercambiable.

La boquilla requiere una abertura del diámetro del hilo que pasará por la canal del cilindro de giro puesto hacia arriba. Se empujan manualmente varios centímetros de hilo hasta hacerlo ingresar a la manguera de la tenaza de soldar. Por último, se cierra el mecanismo que asegura la dirección y alineación del hilo, se conecta la soldadora a la red eléctrica, y luego se presiona el gatillo de la pistola porta hilo varias veces. De esta manera girará el carrete porta hilo haciendo circular el hilo por la manguera hasta salir por la boquilla tenaza de soldar.

Antes de ponerse a soldar, hay que asegurarse que el ajuste de la presión de resistencia al giro del carrete y la velocidad del motor de impulso, permitan la fluidez constante y apropiada de hilo al momento de soldar. Hacer pruebas impedirá fallos en los puntos o cordón por falta o exceso de material. Esto permite ajustar la máquina por mucho tiempo, excepto cuando se utilice un hilo de mayor o menor grosor. Terminado el ajuste se pone la cubierta del sistema de hilo. Y ahora que estamos listos. ¡Manos a la obra!

No dejes de visitar