Una herramienta de jardín es cualquiera entre varias herramientas diseñadas específicamente para jardinería y generalmente se superpone con el espectro más amplio de material de jardinería para horticultura y agricultura. Las herramientas de jardín se clasifican en herramientas operativas y herramientas manuales. Las herramientas operativas se utilizan para manipular el suelo, mientras que las herramientas manuales son las que se utilizan en la recolección y preparación del suelo. Los jardineros utilizan una combinación de herramientas y plantas para lograr un equilibrio entre la preparación del suelo, el manejo del agua, la fertilización y el control de plagas. Las plantas se plantan en hileras y los jardines se diseñan con plantas de patrón de crecimiento, color y textura similares.

Varias herramientas de jardín se utilizan para ayudar en el proceso de plantar y cosechar plantas. Entre esas herramientas se encuentran las colchas, que se utilizan para germinar semillas, guantes de jardín, palas, paletas, paletas de excavación, esparcidores de siembra, azadas, rastrillos, tijeras o máquinas corta césped. Estas herramientas se utilizan para aflojar el suelo, aflojar las raíces de las plantas, preparar el suelo para el crecimiento de las plantas y para cavar y airear el suelo. Las herramientas de aireación también juegan un papel importante en el desarrollo de un jardín y ayudan a airear el suelo y transportar agua hacia y desde las raíces de las plantas. Las paletas y paletas de excavación son los ejemplos comunes de herramientas operativas, mientras que las aradoras y las palas de cultivo son ejemplos de herramientas manuales.

Accesorios para mejorar tu jardín

Además de las herramientas de jardín, hay una serie de accesorios que ayudan en el correcto manejo y mantenimiento del jardín y de las plantas. Entre estos accesorios se incluyen fertilizantes, ayudas para la siembra, viveros, herramientas de corte, guías de siembra, martillos de tierra, cultivadores y guantes de jardín. El fertilizante es necesario para asegurar el crecimiento de plantas sanas y abundantes. Algunos de los fertilizantes se aplican directamente al suelo, mientras que otros se liberan al aire. Las ayudas para la plantación ayudan en el crecimiento y desarrollo de las plantas y también forman parte de las herramientas de jardinería.

Las herramientas de jardinería, como la carretilla, el rastrillo de jardín y la pala de jardín, se utilizan para mover tierra, recoger recortes y otras actividades de jardín. Una carretilla es una herramienta pesada que se utiliza para levantar objetos pesados, cavar hoyos para plantas y para mover tierra. Un rastrillo de jardín se usa para mover tierra, cavar zanjas para riego, arrancar árboles y cavar en busca de raíces. Se utiliza una pala de jardín para recoger los restos de plantas y eliminar los recortes.

Las herramientas manuales están diseñadas para cortar, pelar y podar. Muchas herramientas de jardín modernas utilizan diferentes tipos de movimientos de la mano para realizar diferentes tareas. Ejemplos de estos incluyen el martillo, cincel, alicates y otros. Los jardineros pueden elegir entre una amplia variedad de herramientas eléctricas, que funcionan con electricidad o baterías, para ayudar en su trabajo.

A medida que más jardineros se han dado cuenta de la importancia de un equipo de jardinería adecuado, la demanda de estas herramientas ha aumentado considerablemente. Es importante comprar herramientas de calidad que duren toda la vida y rindan al máximo. De esta manera, el jardinero no tiene que comprar otro juego de herramientas de jardinería cuando se gasta el primero. Hay muchas tiendas que venden herramientas de jardín a precios razonables, y también es posible encontrar buenas ofertas en línea. Los jardineros deben conocer los tipos de herramientas necesarias para varios trabajos de jardinería y siempre deben tener un juego adicional de herramientas en la casa