Los principales errores que se hacen al vender una casa

por Gemma

Disponemos de una casa y la queremos vender a un buen precio. Ineludiblemente hay que planificar con formalidad nuestro método de venta. En esta entrada os vamos a advertir de errores al vender una casa que suelen repetirse, descuidos que debemos evitar en la medida de lo posible. Los compradores van a valorar la seriedad, la honestidad y el rigor a la hora de concretar la transacción. Anota pues estos errores a evitar:

NO PODER ATENDER A LAS VISITAS INTERESADAS EN LA VIVIENDA

Si queremos vender una casa será esencial que podamos acudir a la vivienda para enseñarla correctamente y dialogar con los posibles compradores. Queda muy impersonal si va otra persona que no conoce la casa o un agente inmobiliario poco familiarizado con el inmueble. Da mejor impresión si acudimos nosotros mismos en persona, si somos capaces de responder a las preguntas, dudas e inquietudes de los futuros inquilinos, y si somos capaces de enseñar la vivienda y señalar, con honestidad, las ventajas del inmueble.

NO ESTABLECER UN PRECIO ADECUADO

Hay diversas fórmulas para calcular el precio de una casa. Es cierto que existe una tasación legal que te puede proporcionar tasadores homologados por el Banco de España conforme a unos criterios establecidos legalmente (localización, estado de la construcción, conservación general, metros cuadrados, etc), pero también hay condicionantes que tienen que ver con la lógica del mercado: cuánto valen los pisos alrededor, qué prestaciones tiene el inmueble, etc. El precio real de un piso suele estar por encima de la tasación catastral.

Por tanto, debemos llegar a una cantidades equilibradas que respondan al precio del mercado. Ni muy altas ni regaladas. Inflar el precio podrá servirte a largo plazo pero también puede enquistar la venta. Simplemente valora las posibilidades de ajustar el precio sin dejarte guiar por la nostalgia o los recuerdos.

NO CUIDAR EL ASPECTO DE LA CASA O SU PRESENCIA ONLINE

Uno de los clásicos errores al vender una casa es situarla en el mercado en condiciones lamentables. Sin cuidar la presencia, sin estar limpia ni ordenada, con suciedad, mala iluminación… si no cuidamos el aspecto de la casa las personas interesadas no van a sentir que esa podría ser su próxima vivienda.

Por tanto es necesario trabajar un poco el aspecto físico. La casa debe estar impoluta, limpia, ordenada y debidamente decorada. No cuesta excesivo trabajo dejarla presentable y el beneficio es obvio: puedes vender tu casa. Además, ahora mismo, la presencia en Internet se antoja fundamental para una posible venta. Debemos mostrar fotografías del inmueble de calidad, cuidando el estilo, la iluminación, el enfoque, el orden y la perspectiva. Las fotos promocionales suelen ser un buen reclamo para potenciales compradores. Descarta las fotos oscuras, con perspectivas que reducen el espacio o muebles desordenados.

ACUMULAR PAGOS O TENER TASAS AL DÍA

Una obviedad; para vender una casa debemos estar al día con Hacienda y con los bancos. Sin deudas. No podemos dejarle al futuro inquilino trámites legales por resolver o cualquier asunto que le reporte un contratiempo legal. La sinceridad y la honestidad son virtudes indispensables a la hora de vender nuestra casa. Informemos con total transparencia, ofreciendo datos si así lo requieren sobre las últimas facturas o sobre las condiciones del inmueble.

No dejes de visitar