Las tendencias en el ámbito de la decoración están cambiando a un ritmo de verdadero vértigo. A día de hoy, las paredes se han convertido en las verdaderas protagonistas, dejando en un segundo plano los muebles y elementos decorativos. Así,en la actualidad son cada vez más las personas que se animan con el papel pintado para el salón.

Una opción estupenda para darle un toque de personalidad y originalidad a la estancia. La variedad de papeles pintados en el mercado es muy amplia, de modo que es sencillo encontrar aquel que mejor se adapta a los gustos y preferencias de cada uno, así como a las propias características del salón.

6 tendencias en papel pintado para el salón que debes tener en cuenta

A continuación, hemos recogido las principales tendencias que existen en la actualidad en relación al papel pintado para el salón. Es importante que las tengas en cuenta, tanto durante el proceso de decisión como de compra.

1. Diseños geométricos

papel pintado

Una de las tendencias en auge en relación al papel pintado para el salón es la de diseños geométricos, al más puro estilo vintage. Una opción estupenda para darle a tu hogar ese aire nostálgico de mediados del Siglo XX.

Si crees que este tipo de papel es solo para salones de tamaño grande, nada más lejos de la realidad. Hay papeles con diseños geométricos en tonos pastel que resultan muy agradables para salones pequeños. Hay formas para todos los gustos: rombos, cuadrados, triángulos, etc.

2. Motivos naturales

papel pintado

Los motivos naturales son otra de las grandes tendencias a tener en cuenta para elegir el papel pintado para el salón. Si eres un gran amante de la naturaleza, puedes animarte con una decoración de animales, o plantas, por ejemplo. Hay papeles con efectos de lo más realistas, imitando por ejemplo el aspecto de un bosque.

En función del tamaño de tu salón, puedes animarte con un estilo u otro. Si no es demasiado grande, te aconsejamos que busques un papel de motivos naturales sencillo, no demasiado recargado. Por ejemplo, un modelo cuyo fondo sea de color verde pastel y tenga pequeños detalles de árboles y pájaros.

3. Motivos florales

papel pintado

El estampado floral está más de moda que nunca, también en el ámbito de la decoración. Los papeles pintados de este estilo son estupendos para darle un toque natural y elegante al salón. La variedad en el mercado es muy amplia, de modo que puedes escoger aquel que mejor encaje contigo.

Si tienes una personalidad atrevida y te gusta arriesgar, puedes animarte con un papel de flores multicolor, con tonos intensos y vibrantes. En este caso para no recargar en exceso la estancia, opta por muebles y piezas de decoración de líneas sencillas y tonos claros, como el blanco.

4. Diseños en 3D

papel pintado

Si quieres un efecto 100% realista con el papel pintado, puedes animarte con un modelo que tenga efecto 3D. Una opción estupenda para viviendas modernas, con decoración del Siglo XXI. El resultado es realmente espectacular.

5. Diseño vintage

papel pintado

Uno de los estilos de decoración que más se lleva en la actualidad es el vintage. Para introducirlo en el salón, no es necesario que cambies toda la decoración de la estancia. Simplemente tiene que elegir un papel pintado con motivos florales o geométricos, en tonos pastel.

6. Diseño industrial

papel pintado

Y, por último, los papeles pintados imitación ladrillo o piedra vista, perfectos para una decoración industrial. Si el salón no es demasiado amplio, nuestro consejo es que sólo pongas papel pintado de este estilo en una de las paredes, y el resto las pintes de blanco. De lo contrario, el ambiente quedará demasiado recargado.

Si te gustan los contrastes, puedes mezclar diferentes estilos de decoración. Por ejemplo, una pared de papel pintado imitación ladrillo con muebles de estilo vintage o retro. Quedará un salón de lo más agradable, con un ambiente espectacular.

Actualmente, las paredes son las verdaderas protagonistas de la decoración, y los papeles pintados son estupendos para decorarlas. La idea con la que debes quedarte es la siguiente: elegir un papel pintado llamativo y original, que encaje contigo y tu salón, y optar por muebles sencillos de colores claros como el blanco.