Aires acondicionados sin tubos, portátiles o climatizadores. Los encontrarás por diferentes denominaciones, pero todos hacen referencia al mismo aparato.

Comprar un aire acondicionado portátil sin tubo puede ser una excelente decisión, sobre todo cuando sabes exactamente lo que necesitas, ya que en comparación con un aire acondicionado tradicional, este tipo de productos te permitirá ahorrar entre un 50% y un 70% del gasto en dinero.

¿Cómo funcionan los aires acondicionados sin tubo?

Un aire acondicionado sin tubo es un aparato compacto que utiliza rejillas para absorber aire caliente y transformarlo en aire frío, que es devuelto a la estancia donde se instale.

Se diferencia de los aires acondicionados convencionales porque no tiene tuberías instaladas con compresores exteriores, ni tiene la necesidad de estar colocado cerca de ventanas. Para funcionar correctamente, requieren de agua. Todos integran un compartimiento que deberás rellenar con agua y cuyas capacidades dependerán del fabricante.

Se les suele denominar climatizadores. Técnicamente, incorporan sensores de temperatura y humedad, y al absorber el aire caliente, estiman la potencia necesaria para trabajar de manera autónoma, refrescando el ambiente.

¿Cómo elegir uno de forma correcta?

Elegir un buen climatizador tiene que ver con varios factores. Debes tener en cuenta la eficiencia energética, la potencia, el alcance en metros cuadrados, la marca y las garantías de calidad de cada modelo.

Sitios como zaqui.es lo hacen más fácil. En sus review de productos, encontrarás toda la información necesaria para comparar modelos, analizar características y tomar decisiones acertadas, no sólo para comprar un buen aire acondicionado sin tubos, sino para cualquier aparato electrodoméstico que necesites, ya que Zaquia es una web donde analizan diversos productos para ayudar a las personas para elegir correctamente, garantizando bienestar.

¿Cuáles son las ventajas principales?

No se puede hablar de las ventajas de un aire acondicionado sin tubo sin comparar. De forma obligatoria, debe realizarse una comparativa con respecto a los aires acondicionados convencionales, ya que ambos compiten directamente en el mismo sector.

Entre los aspectos diferenciales se pueden destacar los siguientes:

  • Menor consumo energético: todos los climatizadores modernos tienen nivel de eficiencia A, por lo que ahorrarás hasta un 80% en gastos de enfriamiento doméstico, si lo comparas directamente con un sistema de aire acondicionado. Como es lógico, no todos tienen el mismo nivel de eficiencia, y es posible que encuentres productos que consuman un poco más, pero cuya relación potencia-consumo sea favorable.
  • La temperatura ideal, donde lo necesites: la movilidad es una de las ventajas de este aparato. Prácticamente lo puedes cargar con una mano, y podrás llevarlo instalado en una caravana, por ejemplo, o cambiarlo de estancia según las necesidades.
  • Bajo nivel de ruido: por norma general, son muy silenciosos. Algunos, sin embargo, logran un nivel de decibelios tan bajo que son ideales para usar de forma continuada en el momento de dormir.
  • De fácil instalación: al sacarlo de la caja, se conecta a la red eléctrica como cualquier aparato electrónico, se rellena su depósito con agua limpia, y ya estará listo para funcionar.
  • Mantenimiento sencillo: el mantenimiento de un aire acondicionado sin tubos es tan sencillo como limpiar los filtros y rellenar su depósito de agua. No necesitarás hacer nada adicional.
  • Saludable: uno de los puntos en contra de los aires acondicionados convencionales es que utilizan gas refrigerante, que puede producir sequedad en algunos espacios o reforzar condiciones alérgicas. Los climatizadores utilizan vapor de agua, que mantienen la humedad en un porcentaje saludable, y no representan ningún tipo de riesgo en espacios cerrados o en usos continuados.
  • Son muy baratos: gastarás menos de la mitad en comparación con un aire acondicionado convencional. La durabilidad de estos productos es muy alta, y el coste de mantenimiento es inexistente, lo que también se añade a sus ventajas económicas.

Aunque los aires acondicionados sin tubos son una solución práctica y económica para climatizar espacios, debes saber que su alcance es menor al de cualquier sistema de aire acondicionado tradicional. Por ello, antes de comprar ningún modelo, asegúrate de que sus características lograrán cumplir por completo con las exigencias de la estancia o tus necesidades personales. Del resto, ahora ya sabes que son muchas las ventajas de comprar y tener uno de estos aparatos.