Una de las cosas más importantes en una casa son las lavadoras, tanto si vivimos en régimen de alquiler o compra, lo cierto es que a todos nos gusta tener la ropa bien limpia, pero el día a día hace que sea casi imposible dedicar el tiempo que realmente necesita el cuidado de nuestra ropa.

Por ese motivo, debemos optar de forma decidida, por electrodomésticos que nos ayuden a mejorar en tiempo y esfuerzo. Ya no estamos en los tiempos de nuestras madres, y ahora las lavadoras pueden llegar a ser instrumentos muy potentes para mantener el orden y la limpieza en nuestra casa.

Sigue leyendo y te explicaremos algunas cosas que debes tener en cuenta:

Carga frontal o carga superior

Una de las dudas más habituales que se ciernen sobre los compradores de lavadoras es el tipo de carga.

Hace años no era ningún tipo de problema, pero lo cierto es que tener las dos opciones suele ser un acierto para aquellos que no tienen demasiado espacio en casa, o que tienen peculiaridades que necesitan de algo diferente a lo habitual.

Vamos a repasar algunas de las ventajas que tienen las lavadoras de carga superior:

Carga superior

Este tipo de lavadoras reciben su nombre porque le carga, es decir, meter la ropa, se realiza por la parte superior de la misma.

Suelen ser ideales para aquellos sitios dónde el espacio no es que abunde, porque pueden encahjar mejor en pequeños rincones y no necesitan de espacio para abrir el tambor.

Una de las mejores cosas que tienen es que son anti-niños, quiere decir, la edad necesaria para poder abrir la parte superior es suficiente como para el niño/a ya tenga conciencia de que puede ser peligroso.

También suele ser una opción para los olvidadizos, aquellos que se olvidan de que han dejado ropa fuera, ya que muchos modelos permiten añadir ropa una vez iniciado el programa.

Carga frontal

La primera diferencia que notaremos en las lavadoras de carga frontal respecto a las de carga superior es el diseño, suelen ser diferentes y se nota, requieren de un tamaño mayor, pero también pueden llegar a ser más potentes si escogemos bien el modelo.

Uno de los principales motivos de la carga frontal es su capacidad, suelen tener una capacidad de carga bastante superior, lo que nos permite hacer lavadoras con más ropas y hacer más eficiente el tiempo que dedicamos a cuidar nuestra ropa.

Otro de los elementos principales que la diferencian es la potencia de su centrifugado. Todos conocemos vídeos graciosos por la red de lavadoras que han «salido» corriendo de sus lugares habituales por el poder y potencia de su centrifugado.

La capacidad de diferentes programas y temperaturas suele ser un punto fuerte de este tipo de lavadoras, que suelen ser también más más populares.

Las mejores lavadoras: las que se adapten a tí

Son muchos los comparadores, tips y consejos que encontrarás por la red, pero al final, la mejor lavadora es aquella que se adapta a tus necesidades.

Tanto si vas a escoger una lavadora de carga frontal como una de carga superior, tienes infinidad de modelos, de muchos precios diferentes, para adaptarse correctamente a tu hogar y tus necesidades.

Por eso siempre debes consultar a los expertos, informarte, y luego decidirte, tienes muchas páginas e información para conseguirlo, como por ejemplo Electrocosto, dónde también podrás tener mejores precios y chollos puntuales.

Recuerda siempre la máxima: lo que puede ser bueno para tu vecino o tu tia del pueblo quizá no es lo mejor para tu familia.