fregaderos

La vida de una casa se desarrolla en la cocina. Es allí donde se preparan los platos que luego se van a degustar, donde uno pica algo rápido cuando aún no es la hora de comer y donde se reúnen todos para tomarse una copa de vino o beberse un refresco. Sin embargo, y pese a ser la habitación más concurrida de la casa, tradicionalmente la cocina se ha entendido como un mero espacio funcional. Hoy en día sabemos que, además de ser práctica, puede estar decorada de manera elegante y moderna. Las cocinas de gas, los electrodomésticos o los fregaderos bajo encimera de los últimos años son ejemplos de ello. Pero si todavía no sabes cómo elegir un fregadero práctico y de diseño, te traemos los elementos que debes tener en cuenta.

Número de cubetas

El tamaño del que disponemos para situar el fregadero determinará el número de cubetas que comprenda. Lo más útil es tener un diseño con dos cubetas, pues una puede servirnos para fregar y la otra para lavar piezas de fruta y verdura. De este modo, el funcionamiento de la casa no se verá alterado si dos o más personas coinciden en un mismo espacio. Asimismo, los diseños con dos cubetas facilitan el trabajo a la hora de limpiar, ya que podemos usar una para fregar y otra para escurrir los platos. Además, las cubetas no tienen por qué ser similares, pues existe la posibilidad de escoger de diferentes tamaños y combinarlas.

Actualmente existen muchos diseños de fregaderos con una única cubeta. Dependiendo del espacio del que dispongamos, esta puede ser más o menos amplia con una encimera de tamaño a elegir. En estos casos, una buena opción es elegir cubeta y escurridor. Así aprovecharemos al máximo el espacio.

Forma y color

No todos los fregaderos tienen la misma forma. Aunque estemos acostumbrados a los diseños rectangulares, hoy en día existen muchos modelos circulares. Lo mejor es pensar en el diseño general de la cocina y, en función de ello, seleccionar el que más se ajuste a nuestro gusto.

Lo mismo ocurre con el color de la encimera. Si la cocina está diseñada en tonos oscuros, una encimera blanca puede no encajar del todo. Por ello, el color de la encimera es otro componente importante en el diseño de una cocina.

Tamaño de los grifos

Aunque suele pasar desapercibido, el grifo es el elemento principal del fregadero y, por lo tanto, debe ser escogido acorde al resto de la decoración. Algunas encimeras poseen un diseño innovador y moderno, de modo que un grifo en estilo vintage llamaría demasiado la atención.

Existen grifos de distintas alturas y formas. Los grifos de caño alto -o de altura elevada- son los más cómodos a la hora de fregar, pues permiten mover los utensilios sin rozar el fregadero. En los últimos años se han puesto de moda los grifos extraíbles, similares a los de las duchas. Son especialmente recomendables para las cocinas pequeñas.

Como ves, las posibilidades son muchas. Ahora se trata de seleccionar el que más se ajuste a tu cocina.