Si hay un clásico en todos los hogares, especialmente a la hora de desayunar, es el zumo de naranja. Y contar con un exprimidor puede resultar la opción perfecta para realizarlos de manera rápida y sencilla. Si se toma uno de vez en cuando, con un exprimidor manual pequeño en el cajón será suficiente, pero si se hace a diario por ejemplo, será necesario conseguir exprimidores de naranjas automáticos que sean buenos.

Distintos tipo de exprimidores para casa

Existen exprimidores de naranjas de diferentes tipos adecuados para diferentes casos. Descubre cuáles son y elige el que más se adapte a tus necesidades.

Exprimidor manual. Son exprimidores de una pieza simple que cuentan con una forma de hélice o cónica en su parte superior en la que se coloca la mitad de una naranja para removerla y extraer el zumo. Son bastante económicos y sencillos de limpiar y tienen una gran durabilidad. El único inconvenientes es que dejan pasar un poco de pulpa, siendo ideales para una utilización esporádica y para un par de personas.

Exprimidor eléctrico. Son más rápidos y cómodos. Al presionar sobre su cabezal la naranja, el mismo se pone en movimiento sin necesidad de tener que hacer demasiada fuerza. Existen algunos exprimidores de naranjas eléctricos que cuentan con un diseño realmente cuidado para que resulte atractivo tenerlo bien a la vista.

Exprimidor profesional para el hogar. Son muy potentes y rápidos y aprovechan el zumo de las naranjas al máximo. Tienen una gran capacidad y tienen un funcionamiento muy sencillo. Simplemente hay que meter las naranjas y dar a un botón.

Otros: Es posible también exprimir las naranjas con una licuadora. Aunque se tarda más tiempo en limpiarla después, lo cierto es que extrae el zumo al 100% sin nada de fibra y sin pulpa.

Cosas a considerar cuando se vaya a escoger un exprimidor de naranja

En el momento de escoger un exprimidor que sea bueno, es necesario fijarse en algunos detalles como por ejemplo que su cabeza gire en ambos sentido. Es importante también que los materiales con los que se ha fabricado sean de buena calidad y que la capacidad de su recipiente sea la adecuada. También hay que fijarse en si cuenta con filtro para recoger la pulpa y si es sencillo de limpiar.

La potencia también es un dato que se debe tener en consideración. Se pueden encontrar exprimidores que van desde los 20 W hasta los 200 W. Cuanto mayor potencia lógicamente, mayor rapidez y por supuesto, más seguridad de que el zumo salga perfecto ya que las naranjas estarán mejor exprimidas.

The Juicer: el exprimidor más valorado del mercado

El año 2020 ha sido el año del descubrimiento del exprimidor The Juicer. Viene de Holanda y está considerado como un electrodoméstico extraordinario que permite escoger el zumo, con o sin frutas, solamente con presionar un botón. Resulta tan potente que se puede utilizar a nivel profesional incluso, siendo uno de los mejores exprimidores de naranjas automáticos que existen hoy en día. Además ofrece una garantía de 5 años.