El verano es tiempo de cambios, también el de los sofás

por Rubèn

En los cambios de estación siempre aprovechamos para hacer propuestas totalmente diferentes. Desde pintar la casa, hacer una limpieza general o dar un nuevo aire decorativo. ¿Has pensado que puede ser el momento de cambiar los sofás? En Sofassimo encuentras una gran cantidad de propuestas interesantes que no van a costarte mucho dinero y que están en total consonancia con las tendencias actuales de moda. Ahora puedes tener un conjunto de sofás por un precio muy apetecible y que puedas lucir en el rincón que tú desees.

Por qué cambiar de sofá en verano

Muy sencillo, es momento de cambios y como tales hay que abordarlos con muchas ganas. En vacaciones tendrás más tiempo libre para visitar tu tienda y conocer cuáles son las propuestas más actualizadas. Los sofás son los muebles de la casa que más desgaste sufren. Como es evidente, pasamos muchas horas en ellos y no siempre en las mejores circunstancias. Nos dejamos caer en sus brazos para hacer una buena siesta, nuestros hijos pequeños gustan de pegar saltos para saltar y disfrutar como lo que son, niños.

Ya es hora de dar una renovación a tu sofá, que probablemente tenga más años de la cuenta. En muchas ocasiones, y si el sofá cuenta con un gran armazón, se puede optar por la posibilidad de un arreglo y un tapizado. Pero no conviene dejarse engañar, los precios actuales de los sofás son totalmente irresistibles, y siguen estando destinados a durar mucho tiempo. Por tanto, por menos de lo que piensas, puedes tener un sofá nuevo que dé soluciones a tus necesidades en tu salón.

Siempre es interesante dejarse asesorar por tu especialista en sofás si todavía no lo tienes muy claro. Para conseguir un efecto mayor, siempre es una buena idea adoptar una configuración diferente a la que ya teníamos y aprovechar para hacer más cambios en el salón con el lugar en el que ubiquemos los sofás. Los tejidos con los que se recubren pueden ser totalmente diversos, y la gama de estampados, materiales y colores abren el abanico al máximo. Un asunto muy importante es que, en el caso de que haya niños pequeños en casa, te dejes aconsejar por tu especialista, que te indicará telas resistentes y colores sufridos para que el trote de los pequeños apenas deje huella en los sofás.

Lo importante a la hora de elegir un sofá es que nos sintamos cómodos, que no nos juntamos demasiado y permita una posición bien herida. Piensa además que cuando estamos eligiendo un sofá podemos incorporar multitud de complementos, como buenos cojines o telas que lo recubran. La elección de una funda es un asunto interesante si queremos proteger durante más tiempo la tela original de los sofás. Pero que no te quepa duda que el verano es la época ideal del año para hacer un cambio de sofás en casa y afrontar el comienzo del otoño con algo diferente. Piensa como pueden ser tus sobremesas, como esos sofás te van a acoger después de comer y podrás descansar tranquilo.

Ha llegado el momento de decir adiós a tus viejos sofás, esos que han dado tanto servicio, pero que ahora te dejan la espalda destrozada o no permiten que descanses bien. La diferencia entre seguir padeciendo y disfrutar de un nuevo sofá merece la pena lo suficiente como para dedicar varias tardes a elegirlos. Es muy emocionante poder recibirlos en casa y descubrir que se abren un montón de nuevas posibilidades. Ya no solo descansarás en condiciones, si lo que vas a tener la sensación de que estás estrenando un salón totalmente diferente.

No dejes de visitar