De un tiempo a esta parte, los congeladores verticales son cada vez más frecuentes en todo tipo de ambientes, siendo posible encontrarlos tanto en las cocinas más modernas como en aquellas cuyo diseño es más tradicional. Descubre aquí algunas ideas para que quede a la perfección en la tuya.

Particularidades del congelador vertical

Hasta hace unos años, el único diseño que ofrecían los fabricantes de congeladores era el típico de arcón, con la puerta arriba y que ocupaba un espacio que no siempre estaba disponible en nuestras cocinas. 

Pero esta circunstancia ha cambiado y ya es posible comprar unos congeladores verticales que, diseñados prácticamente como cualquier frigorífico, están dotados de bandejas y permiten distribuir los alimentos con mayor eficacia, lo que supone que se pueda almacenar una mayor cantidad de comida y que sea posible colocarlos en cualquier cocina (fuente: https://tucongeladorvertical.com/).

Además, los hay de distintos tamaños, de forma que es posible colocarlos tanto en aquellas cocinas en las que no hay demasiado espacio disponible como en las que no existe ese hándicap y pueden albergar un nuevo electrodoméstico sin mayores problemas.

Colócalo bajo la encimera

Como decimos, existen congeladores verticales para todas las cocinas e ideados para todos los casos.

En este sentido, cabe destacar que si no dispones de demasiado espacio en tu cocina o simplemente quieres integrar el congelador de la mejor forma en ella, tienes a tu disposición un modelo que puede ser colocado debajo de la encimera e incluso pasar desapercibido.

Estos congeladores, cabe decirlo, están pensados para ser utilizados a modo de complemento de los que traen incorporados los frigoríficos o en aquellos casos en los que estos últimos no disponen de uno, por lo que no tienen una excesiva capacidad.

Sitúalo junto al frigorífico

Es posible que no tengas problemas de espacio y que necesites una mayor capacidad de la que te ofrecen los congeladores de los que acabamos de hablarte. En ese caso, puedes optar por un congelador del mismo tamaño que el de tu frigorífico para situarlos uno al lado del otro, generando en tu cocina un ambiente armónico que impresionará a todas tus visitas. 

Al respecto, te indicamos que puedes elegir si quieres un congelador blanco o, por el contrario, prefieres uno de acero inoxidable, de forma que puedas integrarlo perfectamente en cualquier tipo de diseño e incluso hacer un contraste de colores para hacer tu cocina aún más atractiva. 

No tienes por qué ponerlo en la cocina

Puede que no quieras el congelador para tu residencia habitual, sino que quieras tenerlo en tu vivienda de vacaciones o en una oficina en la que necesitas guardar comida, pero en una cantidad menor a la que puedes almacenar en los modelos de mayor tamaño que en los ideados para colocarse debajo de la encimera.

Si éste es tu caso, tienes a tu disposición unos modelos pequeños, de un tamaño similar al de las minineveras de hotel, de manera que los puedas insertar perfectamente en un mueble elaborado para tal fin. De esta forma, podrás situar tu congelador vertical prácticamente en cualquier ubicación de tu casa y sin que resulte un atentado para con tu decoración.

Además, tienen una característica compartida con los que se colocan bajo la encimera, que su menor tamaño lleva aparejado un menor consumo de electricidad y que, a la larga, suponen un ahorro de energía que no podemos dejar de mencionar. Todo ello por no hablar de que, precisamente por su tamaño, este modelo de congelador vertical tiene un precio más reducido que los modelos más grandes, por lo que es una opción excepcional y al alcance de todos los bolsillos.

Por consiguiente, no podemos más que terminar indicando, que sea cual sea tu necesidad, siempre habrá un modelo de congelador vertical para ti, motivo por el que no tienes excusas para no empezar a buscar cuál es tu modelo preferido y hacerte con él cuanto antes.