Despídete del frío con la calefacción de gasoil en el hogar

por Gemma

Con la llegada del frío tenemos que buscar una buena alternativa que nos permita calentar nuestra casa durante los meses de invierno. Hoy en día, existe diversas alternativas a la hora de elegir la calefacción adecuada para nuestro hogar. En este post, nos centraremos en la calefacción con gasoil, que es uno de los sistemas de calefacción más rápidos y de mejor rendimiento que encontraremos en el mercado. Este invierno, ¡despídete del frío!

¿Qué es y cómo funciona la calefacción de gasoil?

La calefacción de gasoil funciona a través de una caldera en la que, tras una ignición del combustible, calienta el agua que circula alrededor de una red de tuberías hasta llegar a los radiadores, consiguiendo el calor necesario para nuestro hogar. Hoy en día, la mayoría de estos sistemas, incorporan termostatos (programables o no) que nos permiten aumentar o disminuir la temperatura según las necesidades climatológicas.

El combustible de esta calefacción, como es evidente, es el gasoil, que podemos comprar en sitios físicos o tiendas online. En este sentido, cada vez es más típico comprar este producto a través de la red, algo que nos ahorra tiempo y dinero en el desplazamiento. Un ejemplo de empresas que se dedican a este negocio de venta de gasoil a domicilio lo encontramos en http://petrocatdirecte.com, que es uno de los suministradores líderes en Catalunya, conocidos por su rapidez a la hora de cubrir las necesidades de gasoil de hogares y negocios de todo tipo.

¿Existen diversos tipos de calderas de gasoil?

calefacción de gasoil

Ejemplo de una caldera de gasoil

Podemos destacar tres tipos de calderas de gasoil:

-Solo calefacción: son aquellas calderas de gasoil que solo calientan los radiadores ya que solo se usan como calefacción. Este tipo de calderas, necesitan de la instalación de un acumulador si se quiere que también caliente el agua de los grifos.

-Caldera instantánea: es una de las calderas más económicas y ofrecen calefacción para el hogar a la vez que calientan también el agua para la ducha, la cocina, etc.

-Calderas con acumulador de agua caliente: es una caldera intermedia entre las dos anteriores ya que sirve para calentar el agua y los radiadores, pero lo hace a través de un acumulador bien aislado. La parte negativa, es que es necesario tener la caldera encendida todo el año para disfrutar del agua caliente.

Principales beneficios de la calefacción de gasoil

La calefacción con caldera de gasoil cuenta con unos cuantos beneficios que la hace atractiva a nuestros ojos:

  • De todos los sistemas, este es uno de los más económicos.
  • Es fácil de instalar.
  • Es un sistema bastante seguro.
  • El calor llega hasta el último rincón de la casa.
  • Tarda muy poco en hacer efecto

En resumen, la calefacción de gasoil es una de las calefacciones que mejor pueden resolver nuestras necesidades durante el invierno, consiguiendo una casa cálida y acogedora durante estos meses.

No dejes de visitar