Descubre todo lo que necesitas saber sobre las novedosas piscinas de arena sintética

por Rubèn

¿Buscas mejorar tu casa con un bonito espacio de piscina al aire libre y te planteas una piscina de arena sintética? Estas piscinas, cada vez más populares, proporcionan el mismo disfrute y funcionalidad que las piscinas de hormigón tradicionales, al tiempo que aportan una estética única y moderna a tu jardín. En este artículo, analizaremos las características clave de las piscinas de arena, además de proporcionar información sobre la instalación, el mantenimiento y el precio.

¿Qué son las novedosas piscinas de arena?

Las novedosas piscinas de arena, también conocidas como piscinas de arena sintética, son una versión moderna de las piscinas más tradicionales, como las de hormigón, fibra de vidrio y vinilo. En lugar de tener agua cristalina, estas piscinas tienen una capa de arena especialmente diseñada que le da al agua un aspecto más natural. Además, puedes utilizar una gran variedad de colores de arena brillantes y alegres para personalizar el aspecto de tu piscina.

A diferencia de las piscinas de hormigón o vinilo, las piscinas de arena sintética no requieren una carcasa para contener el agua. Esto significa que pueden instalarse de distintas formas y tamaños, sin límite de dimensiones. Además, las piscinas de arena sintética son más duraderas y resistentes a los daños que las piscinas tradicionales, lo que significa que podrán resistir el paso del tiempo.

Ventajas de las piscinas de arena sintética

Las piscinas de arena sintética presentan diversas ventajas con respecto a sus homólogas más tradicionales. En primer lugar, son increíblemente agradables a la vista, ya que su aspecto único aporta una calidad moderna y lujosa a cualquier espacio exterior. La amplia gama de colores disponible también permite a los propietarios personalizar el aspecto de su piscina según sus preferencias individuales.

Además, las piscinas de arena sintética son mucho más fáciles de mantener que las tradicionales. Necesitan menos productos químicos, una limpieza menos frecuente y menos energía para calentar el agua, lo que significa que puedes pasar más tiempo disfrutando de tu piscina y menos tiempo preocupándote por mantenerla en buenas condiciones. Por último, las piscinas de arena sintética son más personalizables que las tradicionales, ya que pueden fabricarse en distintas formas y tamaños sin límite de dimensiones.

Proceso de instalación

El proceso de instalación de las piscinas de arena sintética es sencillo y relativamente rápido.  Las piscinas de arenas se construyen mediante excavación del suelo para dar la forma y la profundidad deseada y que se adapte a tus necesidades.  Una vez tienes la forma que necesitas, se ha de colocar una capa de revestimiento especial y se agrega arena que puede ser de playa o sílice, con granos de diferente tamaño que se fijan con resina.

Este diseño es totalmente personalizado, pudiendo añadir otros elementos tales como plantas, cascadas o rocas que embellecen el paisaje, la propia piscina y genera un ambiente mucho más naturalizado. Esto convierte este tipo de piscinas en una forma ecológica y ecocompatible con el entorno y el medioambiente.

Mantenimiento

El mantenimiento de una piscina de arena sintética también es relativamente sencillo. Requiere una limpieza regular para mantener la calidad del agua a un nivel seguro, y la arena debe sustituirse cada pocos años para que la piscina tenga siempre el mejor aspecto. Además, las algas y otros tipos de bacterias pueden acumularse en la arena y hay que tratarlas con regularidad para evitar que se conviertan en un problema. En general, sin embargo, las piscinas de arena sintética requieren menos mantenimiento que las tradicionales, lo que las convierte en una opción inteligente y práctica para los propietarios.

Precio

El precio de una piscina de arena sintética puede variar en función de diversos factores. El tamaño y la forma de la piscina, así como el tipo de arena utilizada, pueden influir en el coste total. Sin embargo, de media, las piscinas de arena sintética suelen ser más caras que las tradicionales, con precios que parten de unos 25.000 euros y van en aumento. A pesar del precio más elevado, muchos propietarios creen que el aspecto único de una piscina de arena sintética vale la inversión.

Conclusión

Las piscinas de arena sintética ofrecen una alternativa única y moderna a las piscinas tradicionales de hormigón, fibra de vidrio y vinilo. Su aspecto llamativo y sus características personalizables las convierten en una gran elección para los propietarios que quieren mejorar su espacio exterior. Además, su fácil instalación y sus reducidos requisitos de mantenimiento las convierten en una opción práctica para muchas personas. Si buscas una opción de piscina bonita y funcional, una piscina de arena sintética puede ser la elección perfecta para ti.

No dejes de visitar