En muchas ocasiones queremos darle un toque diferente a las estancias de nuestra casa o de la oficina y no sabemos qué tipo de decoración elegir. Las velas son un recurso fácil de usar y que puede ser adaptado a todos los ambientes, creando un espacio armonioso y relajante. Aprende a hacer tus propias decoraciones con velas y agrégale un toque original a cada uno de tus espacios.

Beneficios de usar velas como decoración

Decorar con velas es una modalidad que está volviendo a ser tendencia, ya que se puede  obtener un ambiente cálido y armonioso en el que las personas se pueden relajar. Gracias al auge que ha tenido este recurso, hoy en día es posible encontrar velas de diseño en tiendas como Velamarket.com, en donde ponen a disposición una variedad de colores, tamaños y modelos para que elijas todas las que vayan más acorde con tu estilo.

Otro aspecto positivo al optar por una decoración de este tipo es que se pueden adquirir velas aromáticas, las cuales aportan un agradable olor y logran crear una sensación que estimula todos los sentidos. Se convertiría tal espacio en uno realmente muy placentero. La versatilidad de este estilo permite que se puedan crear ambientes para ocasiones especiales, para la decoración diaria de la casa, de la oficina o de cualquier espacio que deseemos convertir en un lugar especial.

Ideas para darle una nueva apariencia a cada estancia

Decorar con velas da la facilidad de poder realizar creaciones sencillas en las que podrás usar cualquier tipo de materiales, incluso reciclados, y obtener resultados elegantes y encantadores. A continuación, podrás encontrar algunas ideas originales para llenar de magia cada rincón que desees.

Lo primero que debes considerar es tener un recipiente adecuado para colocar la vela, ya que se deben tomar las previsiones necesarias para evitar cualquier tipo de accidente. En este sentido, los botes de vidrio que nos quedan después de consumir una  mermelada o cualquier otro alimento, pueden ser lavados y preparados para reciclarlos y convertirlos en recipientes para colocar nuestras velas. Además, si quieres un poco más de originalidad, los puedes decorar con pinturas o cintas que los hagan lucir llamativos y especiales.

Básicamente cualquier envase de vidrio es muy útil para colocar velas, por ejemplo, si tienes un frasco de vidrio grande, puedes colocar piedras en la base, llenarlo con agua y dejar que unas velas pequeñas floten en la superficie. Esta idea le dará un toque encantador a toda la decoración de tu casa. Los candelabros son otras bases muy conocidas que sirven de soporte para la decoración de velas, una idea apropiada para colocar en el comedor.

Para los espacios abiertos como el jardín o la terraza, puedes aprovechar todos los frascos de vidrio que tengas en casa guardados y guindarlos en los árboles para crear un ambiente exterior muy relajante y bello.

Crea un ambiente relajante y acogedor, ideal para el descanso

Realizar este tipo de decoración es realmente sencillo, solo hace falta un poco de creatividad y de ingenio para obtener el resultado que deseas. Lo mejor es que es adecuado tanto para el uso diario como para las ocasiones especiales.

Dentro de la casa, las velas crean un ambiente relajante tanto en un dormitorio como en el salón principal, en donde puedes acompañar tus noches de lectura con una iluminación cálida y, si usas las velas aromáticas, podrás obtener un espacio de completa relajación. Además, si eres de las personas que le gusta practicar la meditación, esta decoración te ayudará a conseguir la concentración que necesitas.

En el caso de ocasiones especiales como la Navidad, puedes encontrar velas que ya vienen diseñadas para esta temática y aportar un poco de luz natural en tu cena navideña. Si quieres tener una cena romántica o sorprender a tu pareja con un ambiente especial, las velas serán siempre la mejor opción, ya que logran crear una atmósfera llena de magia, elegancia y romanticismo