Decoración, esencial para obtener una mayor calidad de vida

por Antoni

Gozar de una calidad de vida superior en comparación con antaño no es tan complicado como en tiempos anteriores. A día de hoy hay infinidad de alternativas con las que conseguirlo. La decoración es un claro ejemplo.

No tiene por qué ser una ornamentación complicada. Con una sencilla e incluso minimalista se obtienen resultados sobresalientes. En cualquier caso, lo importante es que el estilo congenie con las preferencias tanto del propietario como del inquilino.

Para tal fin no solo adquieren importancia las alfombras, los cuadros, jarrones y demás elementos que tradicionalmente han estado muy relacionados con la decoración. Por supuesto, otros conjuntos como el suelo también son de suma trascendencia. Es por ello que productos como QUICK-STEP acumulan más ventas mes tras mes.

En concreto, resultados similares están consiguiendo todos los artículos de ornamentación que presumen de una exquisita relación calidad-precio. Y es que los consumidores no se lo piensan dos veces a la hora de adquirirlos, sabiendo que a cambio verán mejorado su bienestar y, por ende, la calidad de vida.

Hay que tener en cuenta que en pleno 2021 son muchas las horas que suelen pasarse en el domicilio. Y no es para menos, puesto que siguen en pie las restricciones sanitarias, tales como el toque de queda activo en muchas comunidades autónomas.

Por ende, se requiere disponer de un hogar acogedor. Pero, ¿en qué se traduce ello en términos de salud? Básicamente en una mejoría del susodicho que se evidencia desde el primer instante.

Así lo demuestra la conciliación del sueño, mucho más ágil a la par que gratificante. Es decir, el individuo se duerme con mayor facilidad, despertándose en plenas facultades tanto físicas como psicológicas.

Este resultado solo se obtiene si, justo antes de meterse en la cama, el propietario o inquilino está a gusto con el suelo que pisan sus pies, el cabezal que se sitúa justo detrás de su cabeza, el diseño de las cortinas e incluso de la funda nórdica, etcétera.

Sentirte bien en tu propia casa es fundamental si pretendes disfrutar de la vida en la medida de lo posible, por supuesto respetando las normas anteriormente sacadas a colación por cuestiones de salud. Precisamente hablando del aspecto sanitario, también notarás un menor cansancio e incluso una mayor dosis de serotonina liberada por tu cerebro.

El positivismo es de vital importancia y, por suerte, una buena decoración puede ayudarte a obtenerlo. Por si fuera poco, conseguirás expandirlo entre tus allegados, así que el bienestar será global.

Nuevamente estableciendo una comparación con un par de décadas atrás, los usuarios no se mostraban predispuestos a hacer el esfuerzo económico oportuno para colocar o instalar elementos de decoración acorde a sus gustos. El motivo era evidente: unos precios que impedían cumplir con el objetivo de llegar a final de mes.

Todo lo contrario sucede en la actualidad. Poco a poco los fabricantes han ido reduciendo más sus márgenes de beneficios, acción que también llevan a cabo los comercios especializados. Lo compensan con creces al atraer a una gran cantidad de clientes potenciales, quienes a pesar de efectuar una reducida inversión pasan a mejorar mucho su bienestar.

No dejes de visitar