Cunas convertibles: una gran idea para maximizar espacios

por Antoni

Uno de los retos habituales a los que nos enfrentamos en el feliz momento de diseñar la habitación para nuestro futuro bebé es todo lo relacionado con la cuna.

En tu búsqueda de una cuna para la nueva llegada a casa, sin duda te encontrarás con la opción de los convertibles. Y puede que, con tantas cosas en la preparación de todas las cosas te llegues a preguntar “pero… ¿en qué se convierte exactamente?” Pues bien, te lo explicamos.

Existen tantas variantes, propuestas y espacios diferentes, que una de las mejores cosas que puedes hacer es consultar expertos en este conjunto de muebles tan concreto. Por ejemplo, Mobiprix es uno de los expertos en el sector del mobiliario, y puede ayudarte con ejemplos y orientación.

Dependiendo de tus necesidades futuras, hay varios tipos de cunas convertibles para aprovechar más el espacio en el futuro. Son una gran opción para ayudar a la transición entre cuna y cama para niños pequeños e incluso para una cama grande para niños cuando llegue el momento.

Algunas propuestas para que la búsqueda de tu cuna convertible no acabe en desesperación

Las propuestas en el mercado son de lo más variadas y pueden ir de la simple cuna que pasa a ser cama a otros diseños que incorporan elementos más sofisticados. Verás que existe un mundo de posibilidades a tu alcance.

Las más habituales es la llamada cama-cuna: es una cama de una plaza con barandas, suele venir una cajonera compuesta que se coloca a los pies achicando el largo de la cama, así como cuna hasta que al crecer el niño se retira el mueble y las barandas quedando una cama de una plaza al uso.

Hay varios tipos de cunas convertibles que permiten una mayor personalización. Desde el número de cajones y el tamaño de la cama, hasta los colores y muebles complementarios como estanterías adicionales, un armario y juegos de mesa. Incluso, los tamaños de las camas pueden llegar a ser de 105x90cm o dos camas pequeñas cuando la cuna se transforma.

La idea de comprar una de estas cunas es que se conviertan en una cama que pueda usar el bebé al crecer, lo que evita que siempre sea necesario cambiar el mobiliario a medida que pasa el tiempo. Además, son muy útiles porque incorporan en su estructura un cambiador y cajones para la ropa del bebé.

Incluso existen cunas convertibles algo más pequeñas para que quepan cómodamente en habitaciones de tamaño reducido al momento en el que se vayan a convertir en camas. Además, esto se puede mezclar con muebles inteligentes para mejorar el aprovechamiento del espacio cuando sea la hora.

Las cunas convertibles son más caras que las convencionales, lo que tiene sentido porque tienen más que ofrecer. Sin embargo, si pretendes que tu mobiliario dure más de una etapa vital de tu bebé, son una opción a tener en cuenta.

Alargar el tiempo de vida de tus muebles.

Para una inversión más a largo plazo, debes pensar que el mobiliario irá creciendo con tu bebé, una cuna convertible es muchas veces la opción ideal. Ofrece todas las características de seguridad de una cuna estándar, pero con la capacidad de convertirse en una cama para niños pequeños, un sofá cama o incluso en una cama de tamaño estándar.

Las cunas convertibles en cama alargan el uso de las cunas, el mueble donde tus peques dormirán sus primeros años de vida. Para que podáis aprovechar al máximo su uso y ahorrar espacio, al no tener que guardarla sin uso, las cunas convertibles en cama son una gran opción.

Imagen gentileza de Mobiprix

No dejes de visitar