¿Cuánto cuesta una reforma integral?

por Antoni

Las necesidades cambian, y con ellas los espacios: las cocinas, los comedores, las habitaciones… cada rincón de la casa va evolucionando y modificándose. Esto se puede deber a infinidad de factores: ¿han cambiado las prioridades? ¿ha aumentado la familia? ¿han cambiado de dueños? ¿existe el deseo de redistribuir ciertos espacios?

Sea cual sea el motivo, es cierto que en ocasiones llega el momento de plantearse llevar a cabo una reforma integral. Y eso es un proyecto interesante y muy ambicioso que marca un antes y un después en el hogar. Puede convertirse también en un proceso complejo con muchísimas dudas y complicaciones. ¿Por dónde empezar? ¿A quién dirigirse? ¿Cuál es la mejor opción?

El precio de una reforma integral depende de muchos factores, como el tipo de materiales, el tamaño de nuestro inmueble, la mano de obra, los precios de las licencias que pueden variar en función de cada ayuntamiento, etc. Además, los precios de las empresas podrían variar también en función de la zona donde estemos. No costará lo mismo una reforma en Girona que una en Barcelona capital, por ejemplo.

Tomemos como ejemplo a Construcciones Montero, una empresa dedicada a la construcción y reformas trabaja en toda la provincia de Girona. Nos indican que el precio medio de una reforma en la provincia de Girona con materiales de una calidad media-alta podría rondar alrededor de los 400 y 700 € m2. De todas formas, según comentan, es una aproximación muy orientativa, ya que cada caso puede depender debido a múltiples factores: calidad de los acabados, estado del inmueble, etc. Ellos mismos nos indican que han podido realizar reformas por un precio un poco más bajo y otras que han superado esos precios. Esta información es muy útil para tener una idea general, cierto contexto, y posteriormente estudiar cada caso de manera más específica: intereses de los clientes, presupuesto disponible, etc.

Tomando estos datos, también podríamos calcular por ejemplo un precio medio para las reformas parciales si solo necesitamos reformar un baño o la cocina, que suelen ser las principales estancias que querremos mejorar con el paso de los años.

Otros trabajos que seuelen incluirse en las reformas integrales son cambiar la carpintería (puertas y ventanas), el suelo (para añadir parquet), pintar la casa por dentro y por fuera, etc.

Es importante también tener en cuenta que cada persona tiene unas necesidades y prioridades diferentes. Hay que saber qué necesita cada indivudo. Más allá de las necesidades está el nivel económico de cada persona y cuánto estará dispuesta a gastar. Apostar por una infraestructura de calidad es sinónimo de una mayor durabilidad y un mayor nivel de vida. Aunque el precio sea más alto, es cierto el dicho: «Lo barato sale caro«.

Además, una reforma integral siempre es una inversión de cara al bienestar personal. El hogar es nuestro refugio, el lugar donde pasamos la mayor parte del tiempo descansando, comiendo, divirtiéndonos, etc. ¿Por qué no mejorarlo? Afortunadamente, en la industria hay infinidad de opciones y alternativas para todo tipo de públicos independientemente de cuáles sean sus gustos, necesidades, capacidad económica, etc.

En definitiva, una reforma integral del hogar es una oportunidad única para renovar las energías de una casa y mejorar la calidad de vida. Afortunadamente, hay opciones para todos. Tú eliges cómo será tu casa del futuro. ¿A qué esperas?

No dejes de visitar